Las rutinas y las normas me ayudan en el día a día

En el centro se hacen actividades para estimular las diferentes capacidades de las personas. Hacemos juegos que entretienen pero a la vez los cuidadores observan la aptitud y estado de cada uno de nosotros. Tener horarios y normas me ayuda mucho a organizarme y saber qué hacer.