Destinar recursos a la tercera edad es invertir en nosotros mismos

Los familiares de las personas con demencia necesitan comprender la nueva situación de su pariente y saber cómo atenderlo. También les hace falta orientación para conocer qué recursos tienen disponibles para mejorar la calidad de vida de los enfermos. El envejecimiento de la población genera nuevos retos y la necesidad de destinar más recursos.