Cuando llevas mucho tiempo en la calle, piensas que nunca podrás volver al otro lado de la vida