Compartir piso ha cambiado mi vida

Para una persona que padece alguna enfermedad mental vivir solo no ayuda a mejorar su situación. Las relaciones personales son muy importantes, por eso, compartir un hogar es un primer paso para relacionarse con otras personas y entornos.