Valores y Voluntariado

Revista IN, n. 240 (2014)
Autoría
Laura Fernández

El principal motivo que aducen las personas para implicarse en el voluntariado es el deseo de comprometerse con los demás.

En la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios el Voluntariado tiene una larga tradición. Sus orígenes van ligados al nacimiento de la propia Institución. Los primeros seguidores de San Juan de Dios eran voluntarios.

Aunque actualmente diferentes fuentes señalan que nos encontramos con un fenómeno social nuevo  y que, en ocasiones, se ha definido como la esperanza del siglo XXI. Un fenómeno capaz de movilizar a una ciudadanía acomodada: el Voluntariado

Desde hace unos años estamos viviendo cambios, y momentos de crisis. La crisis económica que ha empujado a generar una conciencia social que estaba adormilada. Cualquier persona allegada está pasando por una situación difícil y esto ha hecho sensibilizar a un número importante de personas que han querido dar un paso en su vida: plantearse la opción de ser voluntario, reencontrarse con esos valores y deberes como ciudadano que se habían diluido en esa sociedad pragmática, de tiempos de “vacas gordas”.

Frente a esta demanda debemos estar preparados y aprovechar todo esa energía para canalizarla lo más organizadamente posible. No podemos dejar pasar esta oportunidad: tantas personas dispuestas a ofrecer altruistamente sus conocimientos, sus habilidades, o –meramente- parte de su tiempo libre.

Nuestro deber es encauzar este “fenómeno” para conseguir aumentar su capacidad de transformación social y participación activa apoyándonos en nuestros valores. ¿Cómo hacerlo? Mediante la sensibilización, apoyo, coordinación, apertura y flexibilidad ante los nuevos perfiles de voluntariado. Palabras que, sin duda, esconden un gran trabajo a realizar aún ahora.

  • Sensibilización: Difundiendo los valores del voluntariado y los logros de la acción voluntaria como forma de participación activa ciudadana. Y comenzando desde la escuela, consolidando valores de solidaridad y altruismo en el currículum escolar, desarrollando proyectos relacionados con el voluntariado y la acción social, con el fin de que éstos lleguen a formar parte de los proyectos educativos en dichos centros, diseñando y elaborando material audiovisual de carácter educativo, destinado a fomentar la cultura de la solidaridad y participación, abriendo los Centros a los centros educativos para que descubran la realidad, la vulnerabilidad (Escuela Amiga, Taller de Reminiscencia “Recuerdos Vivos” de SJD-Serveis Sociosanitaris). De esta forma les ofrecemos la posibilidad de conocer realidades sociales y compartir vivencias y opiniones que les permitirá generar ricas experiencias de aprendizaje que permitan avanzar en la construcción de un mundo más hospitalario.
  • Apoyo: Incrementando la formación de aquellos que estamos al lado del voluntario y de los voluntarios y promoviendo la participación ciudadana en nuestros programas, acciones, eventos. El voluntariado es un recurso humano con especiales características, por lo que tanto el voluntariado como la organización se enfrentan al reto de encauzar el compromiso voluntario de cada persona para realizar una aportación valiosa para la sociedad, para la entidad y para la propia persona voluntaria.
  • Nuevos perfiles: Reconociendo estas nuevas tendencias y formas de voluntariado y aprovechando los beneficios que este nuevo voluntariado pueda aportar. El voluntariado cualificado es uno de los perfiles con potencial de crecimiento en los próximos años.

En el III Congreso de Voluntarios de este año ya reflexionaba ante esto el Hno. Joaquim Erra: “necesitamos voluntarios a pie de cama, en los comedores sociales, en los pisos, pero también personas que nos ayuden a captar fondos, a sensibilizar, a emprender nuevas ideas y sumar. Y nuestra Institución siempre ha contado con voluntarios pioneros, audaces, que vibran”. Ya nos dijo en las reflexiones de cierre del Congreso que debemos acercarnos a las nuevas.

Sant Joan de Déu Serveis Sociosanitaris - Esplugues de Llobregat (Barcelona)