SJD Pediatric Cancer Center

Revista IN, nº 266 (2019)

El 18 de octubre de 2018 será una fecha inolvidable para el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona y todo su equipo de Onco-hematología: la campaña del SJD Pediatric Cancer Center Barcelona había logrado su objetivo total. El sueño de contar con uno de los centros oncológicos pediátricos más grandes de Europa en Barcelona era ya una realidad.

Prevista la inauguración en 2020, se contará con un edificio de cuatro plantas situado al lado del Hospital y conectado con él mediante una pasarela, en el que se podrán atender a 400 nuevos pacientes cada año (el doble de la capacidad actual) y se dispondrá de 38 habitaciones, 8 cámaras para el trasplante de progenitores hematopoyéticos, 24 boxes de para el tratamiento ambulatorio en el Hospital de Día, 18 despachos para consultas externas, Servicio de Medicina Nuclear, Pet y terapia metabólica, quirófanos, laboratorios de investigación y otros servicios no asistenciales.

Un centro con el que se soñaba desde hacía años

A pesar de que la campaña se inició el 15 de febrero de 2017, coincidiendo con el día internacional de cáncer infantil, la idea de tener un centro monográfico oncológico pediátrico en el Hospital Sant Joan de Déu llevaba más de diez años gestándose entre los profesionales y la dirección del centro.

El gran trabajo realizado por los investigadores del Laboratorio de Onco-hematología junto a oncólogos y hematólogos durante todo ese tiempo, haciendo una investigación traslacional, creando modelos animales para adaptar los tratamientos de forma personalizada a cada paciente y poniendo en marcha ensayos pioneros a nivel mundial, alimentaban cada vez más la ilusión de poder ofrecer todo este conocimiento a muchos más niños con cáncer de aquí y de todo el mundo.

Precisamente todo ese gran trabajo fue el que no hizo dudar ni un segundo al primer donante fundador del proyecto, quien siempre ha querido permanecer en el anonimato, y a las entidades impulsoras, especialmente a la Fundación Barça y la Fundación Leo Messi, con la que además se tuvo la suerte de contar con el propio Leo Messi como imagen para el lanzamiento de la campaña.

#ParaLosValientes, una campaña llena de colaboraciones

Llevar a cabo una campaña de captación de fondos de dimensión internacional,  con un objetivo de 30 millones de euros, requirió además de muchas otras colaboraciones para hacerla posible. La primera de ellas, y sin duda la más importante, fue la de los propios valientes y sus familias. Sin ellos, hubiese sido muy difícil transmitir la importancia del proyecto y la necesidad de contar con el SJD Pediatric Cancer Center Barcelona lo antes posible. Es imposible nombrarlos a todos porque fueron más de 150 niños y niñas entre los participantes en videos y en fotografías, pero de esta campaña siempre se recordará a Miguel, Félix y Carolina, quienes formaron parte de los videos de lanzamiento y que lamentablemente fallecieron antes de que se lograra el gran objetivo.

Otras de las colaboraciones vitales para el éxito de #ParaLosValientes fue la implicación solidaria de la agencia de publicidad Doubleyou, de fotógrafos como Noemí de la Peña y Eduard Ponces, dobladores niños como Eric, Zoe y Olivia con sus dulces voces, productoras audiovisuales, empresas de gran impacto divulgativo, medios de comunicación que dieron visibilidad y abrieron sus antenas para dar voz a profesionales y familias y, sin duda, la participación del director de cine Carlos Marqués-Marcet quien con su peculiar forma de aproximarse a la realidad del cáncer infantil, vista desde los propios ojos de los niños que lo padecen, realizó “El monstruo más cobarde”. Gracias a él y a Marc, Carmen, Judith, Danna, Nerea, Desireé, Gloria, Marc Gutiérrez, Arnau y Pau hoy sabemos todo lo que ellos piensan sobre ese tremendo “monstruo” al que se enfrentan con gran valentía día tras día.

La increíble fuerza de toda la sociedad

Desde el inicio del proyecto se tuvo claro que el SJD Pediatric Cancer Center Barcelona tenía que ser un centro de todos y para todos. Y muestra de ello es que, si ha sido posible reunir en un año y ocho meses los treinta millones de euros necesarios para su construcción, es porque toda la sociedad se ha movilizado.

En primer lugar, los donantes fundadores, un grupo de empresas, fundaciones y personas que, además de haber permitido impulsar la primera fase del proyecto con sus donaciones, forman parte de una comisión asesora que vela por el desarrollo del centro oncológico durante su ejecución, así como en su posterior puesta en marcha. Ellos son: Fundación Leo Messi, Fundación Barça, Mª Ángeles Recolons, Starvros Niachos Foundation, Fundación Bancaria “La Caixa”, Andbank, Esteve, Fundació Nou Mil·lenni, Grup Simm Imatge Mèdica y una décima entidad que sigue queriendo permanecer en el anonimato.

En segundo lugar, por las cerca de sesenta “empresas valientes” que han hecho aportaciones superiores a 10 mil euros, bien de forma directa o implicando a sus empleados o clientes en la causa. Así como las más de trescientas de ellas que, con aportaciones inferiores a esa cifra, también forman parte de la base empresarial que ha confiado en el proyecto como causa elegida para sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa.

Y en tercer lugar, por los más de 100.000 particulares que también han hecho sus donaciones, bien a través de la plataforma de crowdfunding de la campaña, transfiriendo directamente a la cuenta del proyecto o participando en las 191 iniciativas solidarias organizadas por escuelas, clubes deportivos, centros cívicos, empresas, asociaciones de vecinos, entidades diversas o particulares. Algunas de ellas como las camisetas #Tothebrave, la cena solidaria del “Festival del Jardín de Pedralbes”, el calendario de la Policía Local de Terrassa, los “escudos solidarios” de más de 200 cuerpos de policía y protección civil de toda España o las dos ediciones del mercadillo de ropa de 2ª mano “X Blanca” organizado por la abuela de una paciente y sus amigas superaron los 50.000 euros de recaudación.

El largo camino contra el cáncer infantil

Contar con el SJD Pediatric Cancer Center Barcelona es un gran paso para el Hospital Sant Joan de Déu para seguir avanzando en la lucha contra el cáncer infantil, pero aún queda mucho camino por recorrer.

Al tratarse de una enfermedad minoritaria, diferente completamente al cáncer del adulto y donde los recursos de la industria privada y de la administración pública son realmente muy escasos, la filantropía es la única manera de avanzar. Es por ello que el centro oncológico pediátrico seguirá necesitando donaciones para investigar, así como para llevar a cabo programas que faciliten la vivencia de la enfermedad y para financiar alojamiento a las familias que vienen de fuera de Barcelona, así como tratamientos para niños sin recursos de países donde les es imposible encontrar una cura. Este último objetivo ya se ha empezado a poner en marcha en 2019 haciendo posible el traslado del pequeño Douglas para tratar de salvarle el único ojo que aún conserva y que, al igual que el otro, también ha desarrollado un retinoblastoma intratable en Guatemala, su país de origen.

“Dale vida al SJD Pediatric Cancer Center Barcelona” es la nueva fase de la campaña en la que, con la colaboración de todos, se hará posible curar y cuidar a valientes de aquí y de todo el mundo.