El impacto de la soledad en pacientes ingresados

SJD Serveis Sociosanitaris
soledad_1

El pasado mes de Mayo se celebró en Sant Joan de Déu Terres de Lleida, las XIII Jornadas Asistenciales de la Provincia de Aragón-San Rafael. En ellas Sant Joan de Deu Serveis Sociosanitaris presentó un trabajo relacionado con el impacto de la soledad en pacientes ingresados en el centro, realizado por las enfermeras Laura Peña y María Alcañiz.

El objetivo del estudio era conocer el nivel de soledad social que presentan las personas mayores de 55 años ingresadas en el centro sociosanitario, analizando de qué forma repercute la soledad en las actividades de la vida diaria así como conocer la percepción de apoyo y participación social subjetiva de la persona, para poder describir estrategias y recursos útiles para abordar el sentimiento de soledad.

En los últimos años la problemática de la soledad ha sufrido una evolución en aumento, sobre todo en las personas mayores.  Se relaciona con diferentes variables sociodemográficas, como por ejemplo la edad. Distintos estudios han confirmado que a más edad más soledad, por distintos motivos, como la disminución de las relaciones sociales, la jubilación, la muerte de la pareja y las limitaciones físicas y sensoriales que dificultan la socialización.

Por otro lado, la esperanza de vida de la población en España supera la media de los 85 años, lo que provoca que la sociedad necesite más asistencia y atención específica debido al aumento progresivo de dependencia. Por eso, una opción es el ingreso en centros institucionalizados, lo que conlleva un cambio de rol social de la persona.

El estudio se realizó sobre 52 pacientes, 39 pacientes ingresados en larga estancia y 13 en la unidad de media estancia. Fueron seleccionados de manera intencionada, excluyendo a pacientes menores de 55 años , pacientes en fase terminal y pacientes con un resultado de la escalera de valoración Pfeiffer inferior a 5 (deterioro moderado-grave).

Para poder medir esta percepción, utilizamos la escalera Este II. Esta escalera de valoración, está compuesta por 15 ítems divididos en tres factores:

  • Factor 1: percepción de apoyo social.
  • Factor 2: uso de las nuevas tecnologías.
  • Factor 3: índice de participación social.

Los resultados que se obtuvieron fueron que el 52% de los pacientes ingresados tenían un nivel alto de percepción de soledad, el 38% un nivel medio y el 10% un nivel bajo.

Con estos resultados nos vemos en la necesidad de sensibilizar sobre este problema, generando y desarrollando estrategias de prevención y control de la soledad.  Además, deberíamos reflexionar sobre los retos que supone poder actuar y colaborar dentro del ámbito profesional para paliar este sentimiento.

Desde nuestro centro utilizamos diferentes recursos, enfocados a nivel personal, familiar y social para poder disminuir y/o prevenir la percepción de soledad. Y siempre estudiando las necesidades de cada paciente de forma individual.

  • Fomentar la participación en actividades de ocio, lúdicas y culturales.
  • Fomentar el uso de los medios de comunicación a su alcance.
  • Bingo, cine, lectura.
  • Musicoterapia.
  • Intervenciones asistidas con perros por parte de “Activitats i teràpia amb gossos” (AITAG).
  • Estimulación a la integración grupal. Favoreciendo el contacto con los otros residentes.
  • Terapia ocupacional.
  • Huerto urbano.
  • Apoyo emocional, religioso y espiritual. Servicio de Atención Espiritual y Religiosa (SAER)
  • Presencia y acompañamiento con la ayuda de la red de voluntarios y “ Escola Amiga”.
  • Estimulación de la integración familiar , ofreciendo cursos a familias y cuidadores en relación a la cura del paciente.

La familia suele ser el principal apoyo de la persona, por eso, la consideramos un recurso clave para la lucha contra la soledad. Desde la atención de enfermería, integramos a la familia ofreciendo un cuidado integral y holístico.

Con este estudio invitamos a reflexionar sobre los nuevos retos tanto personales como profesionales para paliar este sentimiento de soledad. Es un problema social que si se trabaja de forma conjunta en los centros sanitarios, podría disminuir considerablemente. 

Sant Joan de Déu Serveis Sociosanitaris - Esplugues de Llobregat (Barcelona)