Hacia la plena inclusión

Revista IN, nº 274 (2020)

Ver testimonios

7 testimonios relacionadosVer testimonios

Sant Joan de Déu Terres de Lleida (SJDTLL) atiende al colectivo de Jóvenes Migrados Solos desde abril de 2018, a raíz de una petición de la Direcció General d’Atenció a la Infància (DGAIA) mediante el Departament de Treball, Afers Socials i Families de la Generalitat de Catalunya, debido a la emergencia social con la llegada masiva de Jóvenes Migrados Solos al territorio y en coherencia con nuestros valores, mostramos nuestra total predisposición a colaborar con esta necesidad social. Nuestro objetivo principal siempre ha sido acompañar a estos jóvenes en su proceso de adquisición de una autonomía plena ofreciendo un itinerario que cubra la evolución de sus necesidades hacia la inclusión social y laboral.

Jóvenes Migrados Solos

Actualmente en Sant Joan de Déu Terres de Lleida se atienden aproximadamente a 140 jóvenes, distribuidos en un Centro de 1ª Acogida y Atención Integral, y un Servicio de Protección de Emergencias, ambos situados en el centro de Sant Joan de Déu de Almacelles. Además de dos recursos de transición a la vida adulta; por un lado, un piso asistido (IPI), para jóvenes de 16 a 18 años y por otro, varios pisos para jóvenes vinculados a los Programas de Inserción Laboral, (PIL).

La diversidad de procedimientos nos permite ofrecer una atención integral al joven en recursos adecuados a las necesidades de cada momento y perfil, en un itinerario completo y progresivo, que genera oportunidades.

Servicio de Protección de Emergencia

El recurso de entrada al sistema de protección es el Servicio de Protección de Emergencia creado específicamente por la Direcció General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència (DGAIA) para atender, de forma más organizada, al colectivo de los jóvenes migrantes. Este único recurso, ubicado en Almacelles, es el centro de referencia de la provincia de Lleida y cuenta con 32 plazas. El objetivo es recibir a los jóvenes que localizan los cuerpos policiales del territorio y que todavía no han entrado en el sistema de protección. También se pueden recibir jóvenes localizados en Barcelona, pero que son derivados a Lleida para una redistribución territorial.

En este recurso se dispone de un equipo técnico (dirección, trabajo social, psicología), un equipo educativo con educadores sociales e integradores sociales y personal sanitario. Es imprescindible una primera entrevista para conocer al joven, sus motivaciones y objetivos, la posibilidad de contactar con familia en el territorio y sus dificultades personales. En los primeros días también se realiza una revisión médica.

Se trata de un recurso de corta estancia, donde los jóvenes están un mínimo de 15-20 días y un máximo de 2 meses. Cuando los Centros de 1ª Acogida de la provincia de Lleida tienen plazas disponibles, los jóvenes son derivados por orden de llegada a esos centros. En el tiempo que están en el recurso asisten a clases de castellano y catalán, conocimiento de la cultura de acogida, actividades lúdicas y deporte.

Centro de 1ª Acogida y Atención Integral

En algunos casos los jóvenes pasan a nuestro Centro de 1ª Acogida y Atención Integral, ubicado también en Almacelles, y que cuenta con 70 plazas. Este es un recurso donde el tiempo de estancia puede ser de varios años.

En el caso que exista familia residente en el territorio, se establecen los contactos necesarios para valorar si hay posibilidades de una acogida familiar.

El recurso dispone de los mismos perfiles profesionales que el Servicio de Protección de Emergencia, aunque complementados con personal docente externo.

Los objetivos principales son la tramitación de documentación (puesto que el NIE es imprescindible para una integración real), la formación (reglada cuando es posible o formación interna cuando no se ha obtenido el NIE) y el apoyo y educación a los jóvenes, desde múltiples facetas. Es importante tener presente que son personas que llegan a nuestro territorio con unas expectativas muy irreales, fruto de una información sesgada, por lo que el trabajo educativo de reconducir una visión idealizada de Europa es la base para su futuro. Los profesionales se esfuerzan en transmitir a los jóvenes la importancia del esfuerzo, del estudio, del conocimiento del idioma y de la aceptación y cumplimiento de las normas sociales de la sociedad de acogida. Es la única forma de conseguir una integración satisfactoria.

Cuando los jóvenes son menores de 16 años, la escolarización es obligatoria por lo que se matriculan en los institutos de Enseñanza Secundaria de las poblaciones cercanas, siguiendo las indicaciones del Departament d’Ensenyament.

Con el fin de conseguir las mejores oportunidades formativas y por la dificultad del sector formativo privado de ofrecer las plazas suficientes, se optó por poner en marcha acciones formativas regladas en las propias instalaciones del recurso. En concreto, el curso 2019-2020 estrenó tres Programas de Formación e Inserción (PFI): auxiliar de Actividades Agropecuarias, auxiliar en Reparación y Mantenimiento de Vehículos Ligeros y auxiliar en Trabajos de Carpintería e Instalación de Muebles. Se matricularon 47 jóvenes, de los cuales 33 han aprobado del total de 35 que completaron el curso completo. Sin embargo, como no todos disponen de documentación, la certificación reglada oficial sólo la han podido obtener 28 chicos.

Los PFI incluyen prácticas en empresa, así se incrementan las posibilidades de contratación al finalizar las acciones formativas. No obstante, en el presente curso la situación generada por la pandemia de la COVID-19 ha impedido que las prácticas se lleven a cabo con normalidad.

No perdemos de vista que la entrada en el mundo laboral es la clave para su independencia, integración y desvinculación del apoyo institucional con garantías de éxito. Pero es necesario trabajar la autonomía antes de su desvinculación de nuestros recursos, por lo que también se crearon recursos en Lleida para esta finalidad.

Itinerario de Protección Individualizada: Espacio Joan Jordana

El Espacio Joan Jordana es un recurso de la cartera de DGAIA, un Itinerario de Protección Individualizada (IPI), donde chicos de 16 a 18 años, que han demostrado en el Centro de 1ª Acogida su motivación e implicación en la búsqueda de sus objetivos, tienen la oportunidad de estudiar mientras viven en una vivienda de 8 plazas. Ubicado en un tranquilo barrio de Lleida, ha sido recibido por el vecindario y las entidades con los brazos abiertos, facilitando mucho el camino al proyecto.

Se ha aprovechado un gran espacio disponible para poner un funcionamiento un lavadero de coches, gestionado por el Centro Especial de Empleo El Pla, de la Fundación Benito Menni, que ha podido ofrecer el primer contrato laboral a dos jóvenes del proyecto. Esta oportunidad se ofrecerá a muchos de los jóvenes, puesto que se trata de un trampolín para acceder al permiso de trabajo y mantener un empleo estable un año, aunque deberán dejar paso a otros compañeros.

Pisos para jóvenes vinculados a Programas de Inserción Laboral: Corts Catalanes

Otro paso es el que muchos jóvenes que cumplen los 18 años dan en el último de nuestros recursos, los pisos para jóvenes vinculados a Programas de Inserción Laboral (PIL), también ubicados en la ciudad de Lleida. Se trata de 6 pisos con una capacidad de 32 plazas, para jóvenes de 16 a 21 años.

Es un recurso donde el nivel de exigencia es alto y sólo acceden los chicos con un importante compromiso, demostrado en el Centro de 1ª Acogida o en el IPI. Para mantener una plaza en estos pisos es obligatorio estar estudiando, trabajando o en búsqueda de una de ambas opciones.

Inserción Laboral

Podemos decir que hemos articulado un proyecto muy completo, donde ofrecemos a los jóvenes las herramientas necesarias para forjar su futuro. Damos mucha importancia a la formación, pero no dejamos de lado la búsqueda de empleo, por lo que ya hemos conseguido 18 contratos laborales (algunos de larga duración y otros de temporada) y lo estamos consiguiendo en ámbitos profesionales muy diferentes. Animamos a los jóvenes que viven en los pisos de autonomía a obtener el carnet de conducir y les damos apoyo.

En definitiva, con el empuje de la dirección y la comunidad de Hermanos, una plantilla joven y con ganas de aprender, voluntarios, sinergias institucionales, el contacto directo y constante de DGAIA y el Departament d’Ensenyament, la buena acogida de los vecinos del barrio y el bagaje de nuestra institución, hemos afrontado un gran reto.

El proyecto está en fase de consolidación, tras dos años de crecimiento y adaptación, aunque mira al futuro con ilusión. Como todos los chicos que un día llamaron a nuestra puerta.

Comunicación SJD Terres de Lleida

ENTREVISTA CON MARCOS FEBAS, responsable Área de Integración Juvenil. Sant Joan de Déu Terres de Lleida

 

Sant Joan de Déu Terres de Lleida - Almacelles
  • Esperamos seguir avanzando en este proyecto y afrontar aquellos retos que el futuro en esta pequeña gran familia nos aguarda"

  • El equipo educativo ayuda, aconseja y ofrece estrategias para hacer frente al día a día"

  • Está en manos de cada chico saber aprovechar esta fabulosa oportunidad"

  • No nos damos cuenta de las ocasiones que perdemos al no dar, por lo menos, una oportunidad a las personas"

  • Este lugar me ha enseñado el significado de la ayuda y me ha cambiado la vida entera"

  • Solamente puedo decir una palabra, gracias"

  • Quiero continuar aprendiendo cada día"