San Juan de Dios estrena un vídeo para sensibilizar sobre la enfermedad crónica

18/10/2017

Las enfermedades crónicas, como las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares, los trastornos neuropsiquiátricos, el cáncer, los trastornos respiratorios o la diabetes, son afectaciones de larga duración que tiene efectos adversos en la calidad de vida de quienes las sufren. Para sensibilizar sobre este tipo de afectaciones, así como para informar sobre la labor que la Orden ofrece a este colectivo, estrenamos vídeo divulgativo.

Las enfermedades crónicas son aquellas situaciones clínicas de larga duración, de progresión lenta, que necesitan atención médica continuada y/o limitan la actividad de la vida diaria del paciente. El aumento de la esperanza de vida, las mejoras en la salud de la población debido al avance de la atención sanitaria y la adopción de determinados estilos de vida, ha tenido como resultado que actualmente hayan aumentado de forma significativa la prevalencia de las enfermedades crónicas.

A través de nuestros distintos servicios asistenciales, la Orden Hospitalaria San Juan de Dios Provincia de Aragón San Rafael damos una asistencia integral a personas que, a consecuencia de una enfermedad crónica, necesitan de cuidado significativo a su autonomía y a su estado de salud. Nuestro modo de atención es multidisciplinar para ofrecer una atención continua al paciente, coordinada con atención primaria, con los diferentes servicios de los hospitales generales y/o los servicios sociales

La formación al propio paciente, cuidador o familiares, así como la sensibilización de la sociedad, es muy importante, puesto que son nuevas situaciones en las que debemos enseñar y apoyar a enfrentarse a una nueva realidad y ofrecerles herramientas sobre cómo manejarla.

Más información:

Según datos del Informe Cronos, este tipo de enfermedades afectan a más de 19 millones de personas en España, su prevalencia se concentra especialmente en los mayores de 55 años y más de 300.000 muertes al año (74,45% del total). Dolor de espalda lumbar, hipertensión arterial, artrosis, artritis o reumatismo, colesterol elevado y dolor cervical crónico son las afectaciones más frecuentes, pero también abarcan problemas como cardiopatías, cánceres, trastornos respiratorios crónicos, diabetes, trastornos neuropsiquiátricos y de los órganos sensoriales o malformaciones congénitas, entre otras.