El Papa Benedicto XVI visita la Fundación Instituto San José

Papa Benedicto XVI
20/08/2011

Alrededor de 120 jóvenes con discapacidad y trabajadores del sector recibieron la visita del Papa Benedicto XVI en la Fundación Instituto San José de Madrid, dedicado al cuidado y atención de enfermos y discapacitados. Benedicto XVI llegó a la Fundación Instituto San José acompañado por el Presidente del patronato, Mons. Antonio M. Rouco Varela y fue recibido por el Superior General de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Hno. Donatus Forkan, y el Superior de la Comunidad, Hno. Rafael Martínez, que estuvieron acompañados por el Ministro de Presidencia del Gobierno de España, Ramón Jauregui; el Consejero de Sanidad y de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty y Salvador Victoria, así como de los patronos de la Fundación. Tras rezar el Padrenuestro, el Papa saludó a los presentes, recibió distintos obsequios y firmó en el libro de honor del centro.

En su intervención, el Pontífice se dirigió a los jóvenes, sus familiares y profesionales allí reunidos, y los calificó de "testigos que nos hablan ante todo de la dignidad de la vida humana, creada a imagen de Dios". "La grandeza de la Humanidad está relacionada con el sufrimiento y los que sufren", afirmó, y agregó que "una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado interiormente, es una sociedad cruel e inhumana".

El acto fue cercano, emotivo y entrañable. Su Santidad recordó en sus palabras la atención y el cuidado que necesitan los jóvenes que sufren: “la imagen de Dios se nos ofrece en el rostro de quien padece” porque ellos dan dignidad a cada vida humana. Aquellas sociedades de no aceptan y cuidan a las personas que sufren son sociedades pobres.

En nombre de todos los jóvenes discapacitados, Antonio, estudiante de Arquitectura y sordo de nacimiento, dio con su testimonio un ejemplo de vida, agradeciendo a sus padres el cuidado y apoyo que le han brindado. Los 10 jóvenes situados a la derecha de Benedicto XVI pudieron saludarle personalmente. Tres de ellos, Jorge, Evelyn y Miguel Ángel, son pacientes de la Fundación y los dos últimos entregaron al Santo Padre dos presentes elaborados para este encuentro: un cuadro pintado por uno de nuestros pacientes discapacitados y un ramo de margaritas blancas y amarillas.