HSJD Zaragoza se integra en el servicio público de Aragón

27/12/2018

La directora gerente del Hospital San Juan de Dios, Carmen Vicente, y la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, firmaron el 27 de diciembre un Convenio de Vinculación por el que el centro hospitalario se integra en la red pública sanitaria del Servicio Aragonés de Salud. Este acuerdo va a permitir el incremento de actividad de los servicios del centro hospitalario y la creación de la Unidad del Crónico Complejo, que tendrá asignada una población de 65.000 habitantes.

Este acuerdo, que ha entrado en vigor el 1 de enero de 2019, surge ante la necesidad del sistema público de salud aragonés de medios personales y materiales para la correcta atención a pacientes crónicos dependientes en la Comunidad de Aragón, un servicio en el que el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza está ampliamente especializado y reconocido. Geriatría, Rehabilitación, Hemodiálisis, Cuidados Paliativos y Salud Bucodental para niños con discapacidad son las grandes áreas asistenciales en las que el centro hospitalario es referente.

Este convenio supone para el centro hospitalario mayor actividad y ampliación de la cartera de servicios; la posibilidad de desarrollar proyectos y estrategias a corto, medio y largo plazo, y la orientación del centro hacia una transformación progresiva y continuada con servicios asistenciales de referencia en la Comunidad aragonesa.

El Convenio de Vinculación establece dos modalidades de asistencia: una complementaria, que el centro hospitalario ya venía realizando, fundamentalmente al Hospital Universitario Miguel Servet y al Hospital Clínico Universitario, y otra modalidad sustitutoria donde el Servicio Aragonés de Salud le asigna población.

Así, el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, en virtud de este convenio, prestará la modalidad complementaria de asistencia sanitaria especializada, que incluye el internamiento de pacientes agudos; internamiento para fase de convalecencia con rehabilitación y sin rehabilitación, para tratamiento del daño cerebral adquirido, cuidados paliativos con internamiento, rehabilitación ambulatoria, varios equipos de soporte de atención domiciliaria (ESAD) en el Sector Zaragoza I, Sector Calatayud, Sector Alcañiz, Sector Huesca y Sector Barbastro y también hemodiálisis y atención bucodental a niños con discapacidad.

Una de las consecuencias de la integración es la obligación de aplicar procedimientos y procesos que ponga en marcha el Servicio Aragonés de Salud y uno de los prioritarios para el Departamento de Sanidad es el proceso de atención a los pacientes crónicos complejos en Aragón. Así, el convenio establece que el Hospital San Juan de Dios debe implantar una Unidad de paciente crónico complejo (UPCC) que atenderá a una población estimada en 65.000 habitantes. La unidad constará de consultas externas, Hospital de día y Hospitalización de corta estancia. Un aspecto diferenciador del Hospital San Juan de Dios es que dispone de todos los niveles asistenciales para el tratamiento del paciente crónico complejo.​