Europa financia un proyecto de la Orden dedicado a los niños que sufren violencia doméstica

violencia
10/05/2019

La Dirección General de Justicia y Consumidores de la Comisión Europea financia un proyecto presentado por la oficina Hospitality Europe de Bruselas, dedicado a niños y adolescentes víctimas de violencia doméstica.

La candidatura se presentó el pasado mes de noviembre y ha sido aprobada con una financiación de 420.000 euros. Se trata del primer proyecto que estará coordinado por un centro de la Orden Hospitalaria en Europa en el marco de Programa europeo dedicado a las víctimas y a los testigos de violencia doméstica. El proyecto estará guiado por el Hospital San Juan de Dios de Barcelona e involucrará a la Fondazione Fatebenefratelli de Roma (Isla Tiberina), la Klinic St. Hedwig de Regensburg además del Hospital pediátrico Bambino Gesù de Roma.

El proyecto, cuyas actividades empezarán después del verano, pretende ofrecer una oportunidad de formación a nivel europeo al personal sanitario de los centros involucrados: compartiran e incrementaran sus competencias y capacidades a la hora de identificar correctamente los casos en los que los pacientes que presentan problemas de conducta o trastornos post-traumáticos de estrés, hayan desarrollado esta reacción tras haber sufrido o haber sido testigos de violencia doméstica.

Este tipo de formación resulta ser especialmente importante hoy día en los servicios de psiquiatría infantil y en los ambulatorios pediátricos donde se hace cada vez más difícil distinguir los casos de trastorno del desarrollo neurológico de las reacciones conductuales post-traumáticas de los menores víctimas o testigos de violencia.

Además de mejorar los conocimientos y las capacidades de los profesionales sanitarios en este sector, el proyecto desarrollará un programa de apoyo adecuado para responder a las necesidades psicofísicas de las víctimas y de sus familiares.

Los hospitales que participan también elaborarán un protocolo con las autoridades locales de referencia para alentar las denuncias y facilitar una intervención cada vez más rápida de las autoridades judiciales de sus países.