"El respeto nos debe llevar a comprender al otro estableciendo un clima de confianza que nos va a llevar al final ser mejor profesional, compañero, paciente"

Jordi Gràcia Director Enfermería Centre Assistencial Sant Joan de Déu. Almacelles

Siempre hablamos del “estilo” que define a la Orden y del modelo de cuidados de San Juan de Dios. Pero, ¿en qué tipos de acciones se traduce?

Un hecho que creo nos define es la cercanía hacia la persona atendida y su entorno más cercano. Esta cercanía se inicia desde la acogida inicial y va a perdurar en muchos casos incluso después de la despedida.

Cada profesional desde su disciplina va a intentar dar respuesta a las necesidades de la persona, pero siempre con una visión multidisciplinar y teniendo en cuenta las diferentes dimensiones de esta. El tratar a esta persona en su globalidad, y no solo como una persona enferma, va a originar que se establezcan mayores vínculos entre todos creando un clima de confianza que ayudará en todo el proceso, siendo más fácil para la persona afrontar las posibles recaídas (bastante habitual en salud mental) lo que va a facilitar una más rápida mejora.

¿Cuál es el valor de la Orden que mejor califica vuestro trabajo?

Si partimos de la base que la Hospitalidad por todo lo que representa ya debe de estar en el ADN de todo profesional de San Juan de Dios, para mí uno de los valores más importantes en mi profesión es el respeto... Primero respeto a la institución que nos acoge, a la diferencia de criterio profesional, respeto a la persona que atendemos a mis compañeros... Respeto que también espero sea de 360 grados, es decir que sea recíproco entre todos los agentes implicados (profesionales, pacientes, familias...). Este respeto mutuo nos debe llevar a comprender al otro estableciendo un clima de confianza que nos va a llevar al final ser mejor profesional, compañero, paciente.

¿Qué buscáis en los profesionales enfermeros para trabajar en vuestro centro?

Por el mero hecho de haber cursado los estudios de enfermería ya se le presupone unas aptitudes a nivel técnico, que como es evidente buscamos y pedimos a nuestros profesionales. Pero si tenemos en cuenta la peculiaridad de las personas que atendemos, discapacidad intelectual y salud mental, con esto no es suficiente; para nosotros es tan o más importante unas buenas “actitudes” que las propias aptitudes.

Buscamos personal con capacidad de escucha, tolerante, con capacidad de empatía y sobre todo que sepa acompañar a las personas que atendemos sabiendo dar en cada momento los soportes y/o herramientas que necesita con el fin de saber suplir cuando es necesario o de tan solo acompañar en según qué casos y/o situaciones.

Sant Joan de Déu Terres de Lleida - Almacelles