Centros Especiales de Trabajo San Juan de Dios

Revista IN nº230 (2013)
CET_1
Autoría

Ver testimonios

6 testimonios relacionadosVer testimonios

La Fundación Benito Menni nace en el año 1993 con la finalidad de crear y gestionar Centros Especiales de Trabajo (CET) al amparo de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en la Provincia de Aragón - San Rafael. La voluntad de sus fundadores se centra en constituir la fórmula adecuada que favorezca y dé cobertura jurídica para ofrecer posibilidades de realización de un trabajo productivo y ser un medio de integración social y laboral a las personas que tienen mayores dificultades para acceder a un puesto de trabajo por el hecho de padecer un trastorno mental o una discapacidad intelectual.

La Fundación Benito Menni promueve en el año 1994 el primer CET, El Pla, en Almacelles (Lleida) donde se crean los primeros puestos de trabajo estables y de calidad en un entorno laboral profesionalizado y especialmente orientado a la rehabilitación de personas con discapacidad intelectual, que en el año 2004 se amplía a personas con enfermedad mental. Las actividades principales de El Pla se centran en la producción y comercialización de frutas y verduras, productos de IV gama, jardinería y lavandería. También gestiona, en régimen de franquicia, un supermercado.

El segundo CET, Intecserveis, se crea en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) en el año 2001, en aras a lograr la inserción laboral de personas con enfermedad mental. Desarrolla su actividad en la prestación de servicios integrales en los sectores de la limpieza y de la jardinería. De manera reciente, también ha ampliado su campo de actividad a otras demandas actuales del mercado en el ámbito de mantenimiento y lavandería, entre otros. 

Nuestros CETs comparten como objetivos específicos favorecer el desarrollo laboral y psicosocial de sus trabajadores, fomentar una ocupación estable con igualdad de oportunidades y ofrecer una gestión y unos servicios competitivos y de calidad que contribuyan a la satisfacción tanto de trabajadores como de clientes.

En el organigrama de la Fundación Benito Menni hemos de destacar que aunque la gestión de cada uno de los CETs es independiente, ambos cuentan con equipos de profesionales propios y especializados que proporcionan a sus trabajadores el apoyo necesario para el desarrollo de sus capacidades, competencias y habilidades orientados a conseguir una mejor calidad de vida y con el asesoramiento del comité de dirección de la Fundación y del Patronato.

 

El Pla

El CET El Pla cumplirá dos décadas de funcionamiento en el 2014. Es un tiempo suficiente para acumular algo de historia. Su ubicación en el entorno del Centre Assistencial Sant Joan de Déu de Almacelles ha determinado su trayectoria:

  • El Centre Assistencial nació en el año 1965 con el objetivo de buscar la integración social y laboral de personas con discapacidad intelectual. Se construyó un centro donde pudieran residir las personas con escasos vínculos familiares y, asimismo, se inició su integración laboral mediante actividades agrícolas y ganaderas.
  • En el año 1980 se separó el funcionamiento de la finca agrícola y del Centre Assistencial. Y con el tiempo se propuso un proyecto para evaluar la posibilidad de constituir un Centro Especial de Empleo.
  • Cuando la experiencia acumulada permite afrontar el proyecto de crear Centros Especiales de Empleo, la Institución plantea que la forma jurídica adecuada para su constitución sea una Fundación privada. De este modo se constituye, en Diciembre de 1993, la Fundació Germà Benito Menni que bajo su cobertura jurídica se creó el CET El Pla de Almacelles en el año 1994.

En un principio el CET se dedicaba exclusivamente a las tareas agrícolas, contando con una plantilla inicial de 10 personas con discapacidad intelectual residentes del Centro Asistencial. Con el paso de los años, la plantilla se fue incrementando progresivamente, hasta llegar a los 77 trabajadores actuales, de los cuales 65 tienen algún tipo de discapacidad reconocida.

Los cambios en la realidad del Centro Asistencial, así como las demandas del sector, han motivado la adaptación constante de El Pla. El CET ha puesto en marcha, a lo largo de los años, iniciativas muy diversas para comercializar los productos hortícolas que produce, como un punto de venta en el mercado de Lleida o una pequeña tienda en Almacelles.

Presente

Tras la fase inicial, se inició la contratación de personas no residentes en el Centro, se contrataron las primeras mujeres, se introdujo el perfil de personas con trastorno mental y el de personas con discapacidad física. En los últimos años ha habido una modificación del perfil general, pasando a ser las personas con trastorno mental el grupo más amplio.

Actualmente el CET tiene diversificada su actividad profesional de la siguiente manera: producción de huerta ecológica y convencional, invernaderos, elaboración de productos de IV gama, jardinería, servicio de ropería, mantenimiento general y franquicia de supermercado. Esta variedad ha ido acompañada de la incorporación progresiva de profesionales expertos en cada área: jardinería, agronomía, calidad…, y de la consolidación de las figuras de trabajo social y psicología.

Los servicios de mantenimiento y ropería se prestan al Centre Assistencial mediante el sistema de enclaves laborales; el servicio de jardinería está contratado también por el Centre Assisencial, como prestación de servicios, aunque también se dispone de una cartera de clientes externos.

El año 2010 finalizó proyecto de gran envergadura, las nuevas instalaciones para elaborar envasados para la industria alimentaria. El año 2011 se inició esta actividad, siendo el 2012 el año de consolidación, alcanzando un volumen importante en la producción de productos de IV gama (productos de alimentación frescos, cortados y listos para el consumo). Esta actividad ha supuesto un giro importante hacia la profesionalización de la actividad. También nos ha permitido que algunos trabajadores se especialicen en su tarea, lo cual supone una evolución profesional y personal: un objetivo básico en un CET.

Otra novedad fue, en febrero de 2011, la gestión de un supermercado de la cadena DIA, ubicado en Lleida, mediante el sistema de franquicia. Este ha sido un proyecto complejo, un reto para todos. Cumplidos los dos años de funcionamiento, sigue siendo un reto diario.

Futuro

Este año la actividad de huerta, incorpora nuevos proyectos y potencia la producción ecológica. Debemos aprovechar nuestra larga experiencia en este sector para potenciar esta nueva línea de producción.

Nuestro objetivo para el futuro es seguir ofreciendo puestos de trabajo estable y de calidad a personas con dificultades, y sabemos que para conseguirlo debemos elaborar un producto competitivo. Nuestros  trabajadores aportan el valor añadido.

 

Intecserveis

Antes de exponer nuestra realidad actual, nos gustaría hacer un salto en el tiempo y situarnos en el año 2001 cuando los Hermanos de San Juan de Dios comprometidos con el colectivo de los más vulnerables se marcaron alcanzar un nuevo objetivo en la inserción laboral de personas con trastorno mental grave. Ya contaban con la Fundación Germà Benito Menni y la experiencia del CET El Pla de Almacelles, pero se decidieron a ampliar este tipo de recurso en la Provincia creando un nuevo CET en Sant Boi de Llobregat. El objetivo era, y continua siendo, ofrecer la posibilidad de dar un paso más en la rehabilitación y recuperación de los pacientes que atendían y promover mediante el trabajo su plena integración en la sociedad. Por su ubicación y la actividad económica de la zona se decidió que el CET, que se denominó Intecserveis, ofreciera inicialmente servicios de limpieza.

En un primer momento el CET se ubicó en las instalaciones de Curia Provincial. Pasados los primeros meses, se cambió la ubicación a un local en el centro de la localidad, en una calle tranquila y acogedora, donde está perfectamente integrado en la vida de la población y con fácil acceso con el transporte público.

Intecserveis cuando inició la actividad realizaba únicamente el servicio de limpieza e integraba laboralmente a personas con trastorno mental severo. Poco a poco el número de clientes aumentó y también el número de trabajadores. Con el paso de los años se han diversificado el tipo de servicios que ofrecemos a nuestros clientes. Todo sin cambiar un ápice el carisma juandediano que nos define. 

Durante toda la trayectoria del CET hemos acompañado tanto en la reinserción como en la primera incorporación en el mundo laboral a un número importante de personas con discapacidad. En el camino nos han acompañado diferentes colaboradores, profesionales y Hermanos con los que hemos aprendido y crecido personal y profesionalmente. Hemos compartido historias personales de lucha y esfuerzo, éxitos y fracasos, pero en todas ellas hemos encontrado la satisfacción y el aprendizaje del otro. Porque ante todo valoramos que lo más importante es comprender y aceptar al otro acompañándolo en su experiencia vital.

Presente

En nuestra actividad diaria los trabajadores del CET cuentan con un equipo multidisciplinar de profesionales que dan el apoyo necesario en la actividad laboral. Este equipo está formado por siete monitores, una psicóloga, una trabajadora social y un director técnico que atienden a más de noventa trabajadores, elaborando para cada uno un plan individual de inserción que permite desarrollar habilidades y estrategias para una óptima adaptación a su  puesto de trabajo.  Consideramos que el trabajo supone una mejora integral en la persona, se siente mejor, tiene más autoestima y más habilidades en la  relación con los otros. Pensamos en las personas más allá de la lógica economicista del mercado laboral, en sus condicionantes, en su espíritu de superación y en la posibilidad que el reconocimiento del trabajo que realiza le beneficie en todos los aspectos de su vida.

En nuestro día a día, trabajamos con parámetros de mejora e innovación continua en todos los procesos de trabajo y los servicios que ofrecemos al cliente. Con esta finalidad, acabamos de implantar la normativa de calidad ISO 9001:2008. Todo ello acompañado de una gestión óptima y razonable de nuestros recursos.

Respecto a las actividades que realizamos actualmente son mayoritariamente servicios integrales de limpieza y jardinería. También realizamos servicios de destrucción de documentación confidencial y otros servicios en diferentes áreas: mantenimiento industrial, logística, catering y lavandería.

Actualmente damos servicio en 44 instalaciones diferentes correspondientes a 36 clientes.

Futuro

En nuestro futuro nos planteamos consolidar aquello que hemos conseguido y partiendo de este presente impulsar las mejoras necesarias para continuar siendo competitivos y ser un CET sin ánimo de lucro de referencia. Continuaremos trabajando para garantizar una gestión y unos servicios de calidad, siendo nuestro eje central las personas y su inclusión y participación activa en la sociedad. Es fundamental la complicidad de  trabajadores, profesionales y clientes satisfechos y comprometidos con el proyecto y el servicio que realizamos. Sabemos que esto nos permitirá generar más oportunidades para las personas con especial dificultad para acceder al mercado laboral.

Dentro de nuestra misión, también debemos sensibilizar a todo el tejido empresarial del valioso trabajo que aportan los CET. Sabemos que en un futuro el mercado laboral crecerá tanto a nivel económico como a nivel humano, dejando de competir para compartir, y garantizando la inclusión y cohesión social

CET El Pla - Almacelles (Lleida)
CET Intecserveis - Sant Boi de Llobregat (Barcelona)
  • "Es necesario, a nivel simbólico, cambiar el pijama hospitalario por el mono de trabajo"

  • "Siempre se ha mantenido a la persona en el centro de nuestra atención"

  • "Estoy respaldado, tengo gente detrás que me cuida"

  • "Mi trabajo me permite autorrealizarme y me aporta mucho bienestar psicológico"

  • "Intecserveis proporciona un servicio de gran calidad y profesionalidad"

  • "Destacaría la labor de los monitores, el entusiasmo y la motivación que transmiten a los trabajadores"