69º Capítulo General

Revista IN, nº 265 (2019)
Autoría

Ver testimonios

5 testimonios relacionadosVer testimonios

Este el Consejo General de la Orden para el próximo sexenio junto al Papa Francisco (de izda. a dcha.): Hno. Jose Augusto Gaspar Louro, 3r consejero (Portugal); Hno. Pascal Ahodegnon, 2n consejero (Benin);  Hno. Joaquim Erra, 1r consejero (España); Hno. Jesús Etayo, Superior General; Papa Francisco; Hno. Joseph Smith, 4º consejero (Australia); Hno. André Sené, secretario general y Hno. Dairon Meneses, 5º consejero. (Colombia). Falta el Hno. Vincent Kochamkunnel, 6º consejero (India).

Del 14 de enero al 5 de febrero de 2019 ha tenido lugar en Villa Aurelia (Roma) la celebración del LXIX Capítulo General bajo el lema "Construyendo el futuro de la Hospitalidad".

El Capítulo General es el máximo órgano del Gobierno de la Orden. Se celebra cada seis años y es convocado por el Superior General. En el Capítulo se examina el estado de la Institución bajo todos los aspectos, se elige o nombra, según los Estatutos Generales, al Superior General. En el Capítulo General participan, además de los miembros de derecho indicados en el artículo 85 de las Constituciones: dos vocales por cada Provincia;  un vocal por cada Viceprovincia;  un vocal más por cada 60 Hermanos profesos que tengan las Provincias o Viceprovincias; un vocal por cada Delegación General y un Colaborador invitado por cada Provincia, Viceprovincia y Delegación General, con carácter consultivo, en las sesiones establecidas por el Definitorio General.

En esta ocasión se han dado cita 78 Hermanos que empezaron el Capítulo con una jornada dedicada a rezar, discernir y pensar "para saber lo que quiere el Espíritu de nosotros” en una reflexión espiritual animada por el P. John Dardis, s.j.

El Hno. Jesús Etayo insisitó en destacar que "la finalidad del Capítulo es la de ser un tiempo de escucha del Espíritu Santo, un tiempo en el que debemos tener la capacidad y la fuerza para discernir lo que quiere de nosotros".

La apertura oficial del 69º Capítulo General de la Orden se realizó con la celebración de la Eucaristía para después formalizar la aprobación del Secretario que recayó en el Hno. Gian Carlo Lapic, de la Provincia Lombardo-Veneta; de los Escrutadores que fueron el Hno. Brian O'Donnell, de la Provincia de Oceanía, y el Hno. Parfait Tchaou, de la Provincia Africana San Ricardo Pampuri; y del moderador, P. David Glenday. También se nombraron los miembros de las diferentes Comisiones que permiten la marcha del Capítulo.

El Superior General, Hno. Jesús Etayo, en su discurso de apertura señaló que este Capítulo "es la expresión más alta de comunión en la Orden y por ello estamos todos invitados a ofrecer lo mejor de nosotros mismos en la colegialidad, fraternidad y responsabilidad”.

Refiriéndose también a su mandato, el Hno. Jesús destacó que él ha vivido estos seis años "como un don, como un servicio e indudablemente como una responsabilidad”, insistiendo en que “debemos ser humildes: tenemos un gran carisma y un gran don, pero debemos  vivir este momento con la humildad necesaria, poniendo su riqueza y su esperanza solo en manos de Dios. Solamente si partimos de un orgullo humilde y lleno de esperanza podremos responder a los desafíos importantes que debemos encarar hoy”.

Y acabó diciendo que “nuestra esperanza se basa en nuestro carisma de la Hospitalidad; una Hospitalidad que se ha ido renovando a lo largo de nuestra historia, para poder asistir a los enfermos. Aprovechemos este Capítulo, momento fundamental para la Orden, para renovar y para dar un nuevo impulso a nuestro Instituto, para mantener vivo este carisma dándole más visibilidad hacia afuera, en particular a los enfermos y a quienes se encuentran necesitados”.

Los capitulares hicieron balance del sexenio que ya ha finalizado. Tras la presentación de los informes de las comisiones y oficinas de Curia General y de las regiones de la Orden, los capitulares trabajaron en los grupos de reflexión para plantear preguntas y establecer un debate entre los capitulares y los miembros de la Curia General.

Después de este balance, los capitulares encararon el primer tema del Capítulo, "Vida comunitaria: presente y futuro”, en el que se trató el tema del futuro de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.  El Hno. Etayo inivitó a los Hermanos a pensar que "todo lo que hemos visto anteriormente debe ayudarnos en el discernimiento sobre el futuro, para que nuestra finalidad sea siempre la misma, es decir vivir el seguimiento de Cristo, de acuerdo con el Evangelio, con nuestro carisma y con nuestro fundador san Juan de Dios”, sugiriéndoles "a que tengan la capacidad de soñar de forma creativa, recordando cual es nuestra realidad para poder responder a esta realidad en el hoy y en el mañana”.

A continuación, todos los Hermanos se reunieron en siete 7 grupos de reflexión para trabajar sobre el documento del Capítulo. El objetivo fue presentar propuestas concretas y fundamentales para renovar la vida comunitaria que se debatieron en sesión plenaria. El moderador del Capítulo, P. David Glenday, les recomendó "una escucha orante para reconocer como Dios ha estado presente a lo largo de estos últimos años en la vida de la Orden y lo que quiere para el futuro de la Orden”.

Empezó la segunda semana del Capítulo General con la llegada de los Colaboradores, procedentes de todo el mundo, que se sumaron a los Hermanos de San Juan de Dios para continuar las labores del Capítulo. Por parte de las Provincias españolas acudieron Inmaculada Roig, adjunta a la dirección general del Parc Sanitari Sant Joan de Déu de Sant Boi de Llobregat (Barcelona); por parte de la Provincia Bética, Miguel Sánchez-Dalp, director gerente del Hospital San Juan de Dios y de la Residencia de Mayores San Juan de Dios de Sevilla; y por parte de la Provincia de Castilla, Mª Paz Aparicio, directora gerente del Centro Asistencial San Juan de Dios de Palencia.

Tras una semana dedicada a  la vida comunitaria, las estructuras de la Orden y la formación de los Hermanos, los capitulares trataron en esos días temas como la Familia de San Juan de Dios, el testimonio de la Hospitalidad, las futuras estructuras de nuestros centros, misiones y cooperación internacional así como la sostenibilidad económica y financiera.

Durante la sesión dedicada a Misiones y Cooperación Internacional, se presentó el vídeo del proyecto Comida Solidaria Compartida en Venezuela, como signo del Capitulo General con la situación que se está viviendo en aquella realidad, siendo una llamada a toda la Orden Hospitalaria. El fin de esta intervención es colaborar con los centros de Maracaibo y Caracas que con el apoyo de Voluntarios, amigos y Profesionales están ayudando a paliar la malnutrición que están sufriendo muchos niños y ancianos.

La presencia de los laicos se alargó hasta el día en que empezó el discernimiento para la elección del Superior General, guiado por el P. Juan Carlos Martos. La elección tuvo lugar la tarde del sábado 26 de enero, en este caso, reelección porque el Hno. Jesús Etayo fue revalidado en su cargo hasta el año 2025.

A partir de ese momento, el Hno. Etayo se reunió con varios Hermanos con el fin de elegir a los nuevos Consejeros que formarán el nuevo Gobierno General. Según marca la tradición, sus primeros interlocutores fueron los dos ex superiores generales, el Hno. Brian O'Donnell y el Hno. Donatus Forkan. Después de las consultas pertinentes por parte del General, se eligieron a los Consejeros Generales y, a partir de ese momento empezó el trabajo de reflexión para redactar las líneas de acción del próximo sexenio.

Los Hermanos participantes en el 69ª Capítulo de la Orden Hospitalaria votaron y ratificaron el siguiente Consejo General para el próximo sexenio:

Hno. Joaquim Erra, 1r consejero (Provincia de Aragón)

Hno. Pascal Ahodegnon, 2n consejero (Provincia Africana de San Ricardo Pampuri)

Hno. Jose Augusto Gaspar Louro, 3r consejero (Provincia de Portugal)

Hno. Joseph Smith, 4º consejero (Provincia de Oceanía)

Hno. Dairon Meneses, 5º consejero (Provincia de Colombia)

Hno. Vincent Kochamkunnel, 6º consejero (Provincia India)

El viernes, 1 de febrero, el Papa Francisco recibió a los Hermanos y Colaboradores del Capítulo en la Sala Clementina del Vaticano. El Hno. Jesús Etayo agradeció la recepción del Capítulo “en representación de muchas más personas, religiosos y laicos, profesionales y voluntarios, bienhechores y amigos que formamos la Familia de San Juan de Dios: todos al servicio de la Hospitalidad”.

El Superior General recordó la figura de San Juan de Dios que “movido por el amor misericordioso de Dios, se desvencijó, entregando su vida al servicio de los necesitados para mostrarles el amor compasivo y hospitalario de Dios con los más frágiles”. A lo que añadió que la Orden hoy por hoy sigue “sintiendo la misma llamada del Espíritu Santo y ésta es nuestra forma de vivir y proclamar la alegría del Evangelio”.

En su discurso el Santo Padre agradeció al Hno. Jesús Etayo, sus palabras en la recepción y les invitó a centrar su atención en tres temáticas: discernimiento, Hospitalidad y misión compartida.

El Papa pidió a los Hermanos "que no se encierren, que dialoguen, debatan y proyecten juntos, desde sus raíces, el presente y el futuro de su vida y misión, escuchando siempre la voz de tantos enfermos y personas que los necesitan como lo hizo San Juan de Dios".

Francisco tomó como referencia una figura que conocemos bien en la Institución porque nos sirve de guía, la del Buen Samaritano, para que la Familia Hospitalaria siga poniendo de manifiesto "este gesto de pura alteridad y de gran humanidad en el que se encierra el secreto de vuestra identidad hospitalaria." También les pidió que las estructuras de la Orden sean -siguiendo con la Parábola del buen Samaritano- "posadas al servicio de la vida, espacios en los que particularmente los enfermos y los pobres se sientan acogidos" y que nuestras "casas sean siempre comunidades abiertas y acogedoras para globalizar una solidaridad compasiva".

El Pontífice no quiso olvidar a los laicos que acompañan en este servicio a los Hermanos pidiéndoles que "no dejen de formarles en el carisma, la espiritualidad y la misión de la Hospitalidad cristiana, para que también ellos tengan un cálido sentido de pertenencia y en sus obras nunca falte el testimonio de la espiritualidad que alimentó la vida de san Juan de Dios".  Y terminó animando a los Capitulares a "llevar la compasión y misericordia de Jesús a los enfermos y a los más necesitados".

Tras más de 3 intensas semanas de trabajo finalizó el Capítulo con la definición de las propuestas para el nuevo sexenio que, tanto el nuevo Gobierno General como los Superiores Provinciales, se encargarán de implementar para que formen parte de sus planes de acción.

En este Capítulo, con las diferencias de lenguas, culturas y de realidades, ha sido un gran reto para los participantes votar y aprobar más de 72 propuestas.  

Los 78 capitulares concluyeron el 69° Capítulo General con las palabras del Hno. Jesús Etayo y la celebración de la Eucaristía. El Superior General consideró el encuentro como “una rica experiencia de universalidad, fraternidad y hospitalidad”, añadiendo que “los desafíos son muchos pero también es cierto que la gracia y el don que el Señor renueva cada día en nosotros, nos dará la fuerza para afrontarlos. Ahí estará la clave, en no cerrarnos en nosotros mismos ni en nuestras limitaciones, sino en vivir con entusiasmo y entrega nuestra vocación sirviendo a la Iglesia de Jesucristo desde nuestro carisma y misión”.

Entrevista al Superior General, Hno. Jesús Etayo

  • Nos corresponde recrear la Hospitalidad del siglo XX"

  • El Capítulo es un encuentro humano y espiritual que expresa la riqueza del carisma"

  • Diferentes idiomas, diferentes contextos, diferentes sensibilidades y todos nosotros unidos en torno al espíritu de San Juan de Dios"

  • Estar en Capítulo General, es levantar la mirada, alargar la visión, abrir mente y corazón"

  • Trabajemos juntos por el futuro de la Hospitalidad"