125 Años de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Valencia

Revista IN, n. 226 Julio / Agosto 2012

Ver testimonios

2 testimonios relacionadosVer testimonios
En este año, 2012, en que la Orden celebra los 125 años de su presencia en Valencia, es un buen momento para evocar no sólo los acontecimientos acaecidos, que no son pocos, sino sobre todo el talante y la intensidad con que los Hermanos vivieron la Hospitalidad en sus diferentes formas y lugares en tierras de la comunidad valenciana. Este Reportaje es un recuerdo de reconocimiento y gratitud para todos los Hermanos, así como para tantos profesionales que de forma abnegada y entusiasta han colaborado y siguen colaborando en el carisma de la Hospitalidad, primero, en el Hospital y actualmente en Sant Joan de Déu Serveis Socials – València.

Llama la atención la presencia de los Hermanos en Valencia, principalmente en su diaria labor de limosneros, tanto por la capital como en los pueblos. Sus campañas s de Valencia, Alicante, Castellón, Zaragoza y Teruel. Fue a través de su hábito y buen hacer como se granjearon la amistad y las limosnas de tantos bienhechores que tiene la Orden, y gracias a las cuales pudo hacerse el Hospital y su mantenimiento, hasta el año 1975 en el que se hizo un concierto con el INSALUD. La labor de los Hermanos en el Hospital fue muy querida por el pueblo valenciano y testimoniada por muchos de los pacientes que en el mismo fueron atendidos. El carisma de Juan de Dios estaba muy presente acomodándolo a los tiempos y circunstancias que les tocó vivir.

Nuestra presencia en Valencia se desarrolla en dos etapas diferentes:
 

  • Desde 1887 hasta 1991, en el Hospital situado en la Malvarrosa
  • Y desde 1992, en el actual Albergue, calle Luz Casanova, 8.

 

Los hermanos en el Manicomio, año 1887

Siempre se había dicho que los Hermanos estuvieron en los manicomios de Valencia y Zaragoza, pero ha sido providencial encontrar un documento que explícitamente lo indica con profusión de detalles. Del mismo entresacamos lo siguiente y es del periódico Las Provincias, en su número correspondiente al 16 de abril de 1887:

“La experiencia de los buenos efectos que ha producido en el manicomio de Ciempozuelos, el trato afectuoso y la práctica de esos Hermanos, inspiró al señor D. Balbino Andreu la idea de traerlos a Valencia.
Tropezóse con una grave dificultad: los Hospitalarios actúan solamente en establecimientos fundados por ellos, y que les pertenecen, no en establecimientos públicos como el Hospital Provincial de Valencia. Gracias al interés del señor Cardenal Monescillo, Arzobispo de Valencia, los Hospitalarios se dedicarían a los hombres, quedando la sección de mujeres a cargo de las Hermanas de la Caridad.
Vencidas todas las dificultades y aprobada la sustitución de enfermeros por la Diputación Provincial, ayer, en el tren mixto de Madrid, llegaron los diez Hermanos destinados al Manicomio, siendo recibidos en la estación por el Padre Menni y su Secretario, que habían llegado el día anterior, y por los señores Andreu, Martín y Marín, Director, Administrador y Secretario del Hospital. Dirigiéndose enseguida a la capilla de Nuestra Señora de los Desamparados; dijo misa en el camarín el P. Provincial, que oyeron todos los Hermanos, y cantaron después la Salve.

Trasladáronse acto continuo al manicomio aquellos señores para la toma de posesión, a la que asistieron el Presidente de la Diputación Sr. Sapiña, el Secretario Sr. Castells y algunas pocas personas más. Los dementes recibieron muy bien a los religiosos, que demostraron prácticamente lo habituados que están a tratar a estos desgraciados y el respeto que saben infundirles. Con lisonjeras frases dieron cuenta del hecho los periódicos:
La correspondencia de Valencia y el Correo de la Tarde”.

Ahora nos puede sorprender cómo llaman a los usuarios (“dementes”, “desgraciados”...) la prensa de la época. Destacar que en la actual normalización y la lucha contra el estigma en salud mental tiene mucho que ver la labor de los Hermanos de San Juan de Dios. Volviendo a lo que nos ocupa, la estancia de los Hermanos en este Manicomio de Santa María de Jesús fue tranquila en extremo; la dirección no tuvo nunca necesidad de hacer la menor advertencia al Superior de la comunidad, ni éste tuvo con el señor Director sino motivos de gratitud y benevolencia.

Así pasaron ocho años hasta que, obligado el Padre Restaurador por la compra del grandioso manicomio de Sant Boi de Llobregat, tuvo el sentimiento de haber de retirar con otras comunidades, esta de Valencia. La salida de los Hermanos se efectuó el 31 de agosto de 1895.
 

Inauguración, año 1913 y primeros años del Hospital San Juan de Dios

Según cuenta D. José Cruset en su libro Crónica Hospitalaria, los Hermanos llegan a Valencia en 1887, estableciéndose en primer lugar en la calle la Unión, no 9, para pasar poco tiempo después a la calle de la Trinidad,no 2, Callizo de Santa Mónica. Los Hermanos pronto se dieron cuenta de las muchas necesidades del pueblo valenciano, así como encontrar una buena ubicación de un posible Hospital. La construcción de éste fue diseñado por el arquitecto Francisco Mora Berenguer en 1907, respondiendo a una nueva concepción higienista que se plasma en la disposición abierta del edificio con amplias galerías y terrazas para aprovechar los beneficios del sol y de la brisa marina.

Gracias al interés y tesón de todos y la colaboración de los bienhechores, en especial de D. Manuel Lledó, quien por testamento legó a los hospitalarios una importante cantidad de dinero, el sueño se convirtió en realidad erigiéndose un hermoso asilo hospital radicado en La Malvarrosa, a setecientos metros del mar, a ciento cincuenta de la estación del Cabañal y a tres kilómetros de Valencia.

La inauguración de la Iglesia y con ella el Centro, tal como lo dice el tríptico impreso para este acontecimiento, fue el 13 de abril de 1913, fue con una solemne novena que los Religiosos Hospitalarios dedican a su Padre Artículo del diario Las Provincias de 1927.Fundador. El día anterior el M. R. P. Provincial de la Orden Hospitalaria Fr. Federico Rubio, presbítero, bendijo la nueva Iglesia y al día siguiente fue la inauguración con misa solemne. Era superior Fray Diosdiado Corominas y la comunidad la formaban catorce Hermanos. El Diario de Valencia del día 13, insertaba un artículo con el título “En el Asilo de San Juan de Dios, un nuevo templo”. En él hay una amplia información de los orígenes de la Orden en Valencia y la inauguración del nuevo templo.

Así mismo, los días 20 y 22 de abril, el Diario de Valencia también publicó sendos artículos dando cuenta de la terminación del novenario, destacando que el orador P. Amado de C. Burguera, franciscano, habló en dialecto valenciano.
El mismo fue el autor del folleto Reseña Histórico Descriptiva del Asilo San Juan de Dios, año 1914. El 19 de junio de 1927 el diario Las Provincias insertaba un amplio artículo cuyo título era:
“Visita que todos debieran hacer por amor a Dios, por deber de humanidad”. Una vista general del Asilo San Juan de Dios, el cuadro Triste Herencia de Joaquín Sorolla y la vista de una amplia galería, donde los niños toman los baños de sol, ilustraban el reportaje.
Por último está la memoria del año 1933, donde describen la historia y la actualidad del Centro, así como su labor sanitaria en sus distintas especialidades.

Todo ello quiere decir que lo que empezó como una ilusión del Hno. Roque Pedraza y el P. Eduardo Domínguez, capellán agregado a la Orden se convirtió en una gozosa realidad. La vida del Centro siguió su marcha ascendente hasta los acontecimientos del año 1936.

La guerra civil española (1936-1939)

Si para todos fue nefasta y de tristes consecuencia la guerra civil española, no podía ser menos para el Hospital. Nada más empezar la contienda se incautó el establecimiento, con la esperanza de encontrar dinero. Al no encontrar nada de valor se ensañaron con la Comunidad, asesinando a los Hnos. Leoncio Rosell y Jaime Valdés, Superior y Vicesuperior el día 7 de agosto de 1936, y el 4 de octubre del mismo añoa los nueve Hermanos restantes. Referente a nuestro Hospital hay varios relatos. Está el del P. José de Calasanz Gorostieta que refiere todos los hechos desde el inicio de la guerra y lo termina el 1 de Imágenes del Hospital de los años sesenta. F. Comunicación Curiamayo de 1940. Parte del mismo lo refleja Cruset en su libro. También hay un opúsculo sobre la guerra civil en el Asilo Hospital de San Juan de Dios (Valencia) escrito por Fr. Octavio Marcos de fecha 8 de marzo de 1939. Baste estos tres apuntes sobre la situación caótica que se dio en Valencia:

  • Medida preventiva. Como medida preventiva, los Hermanos alquilaron un piso en la calle Barón de Petrés para guardar los ornamentos sagrados, reliquias, algunos muebles, etc. Pero corrió la noticia y el piso fue desvalijado.
  • Niños del Asilo de San Rafael de Madrid. Durante la contienda aumentó el número de hospitalizados, contribuyendo a ello en parte, los niños de dicho Asilo que fueron evacuados de allí al aproximarse las tropas Nacionales acomodándolos en Valencia en distintos establecimientos.
  • Regreso de los primeros Hermanos después de la guerra. El 29 de abril de 1939 llegaron a Valencia el P. Provincial Fr. Francisco de Paula Itoiz y el Hno. Nicolás Lleal, y dada la situación en que se encontraba el Hospital que lo habían destinado a “Depósito de Material de Guerra del Servicio de Recuperación” se tuvieron que alojar durante doce días en el Hotel Internacional, pero después, para estar cerca del Hospital se instalaron en una casa medio habitable llamada “Chalet de la Cadena” que la alquilaron por tres meses prorrogables.

La recuperación de la casa, fue por etapas, siendo la primera el 9 de octubre. El inmueble estaba sin puertas, sin cristales en las ventanas, arrancadas las instalaciones de luz, agua y calefacción. La iglesia estaba vacía sin bancos, altares, púlpitos, cuadros, grabados, todo había desaparecido, hasta el escudo de la Orden de los zócalos. Ante esta lamentable situación había que empezar otra vez de la nada. Y así fue.

La riada de 1957 en Valencia.

Siempre hemos entendido que los Hospitales, principalmente los erigidos después de la Restauración de la Orden por el P. Benito Menni, estaban al servicio del pueblo, ya que pudieron construirse gracias a sus aportaciones. El de Valencia no podía ser menos. Lo vemos, principalmente, durante la riada de 1957. En el libro de Actas hay una buena prueba de ello, donde hay una prolija narración, de la que extraigo estos datos:

  • A media noche del día 13 de octubre de 1957 avisan por teléfono que el río Turia viene desbordado y aconsejan estar preparados. Muchos vecinos acuden al Hospital para buscar refugio en él. Al día siguiente todo el “hall” y la escalera principal están repletos de gentes con todos sus enseres, de tal manera que los Hermanos se ven obligados a realojar a los niños pequeños y dejar su sala para que se instalen los refugiados: hombres, mujeres y niños, algunos de los cuales sufren la fiebre “asiática”. Todos fueron acogidos, pudiendo llegar hasta unas 500 personas, permaneciendo hasta que pudieron regresar a sus casas.
  • La principal ocupación de los Hermanos era buscar alimentos, en un principio, pan para todos los acogidos. En medio de la escasez nunca les faltó un plato caliente y en algunas ocasiones hasta pan tierno. El P. Superior solicitó tanto a Barcelona como a Madrid un medio de trasporte. El día 17 por la mañana vino la furgoneta de Barcelona, con la que pudieron ir a la  Lámina conmemorativa del primer centenario del Hospital.población de Foyos a buscar seis sacos de patatas y uno de café. Al día siguiente llegó el camión de Barcelona con toda clase de víveres que el Superior de Sant Boi enviaba.
  • Durante los días que estuvieron los vecinos alejados en el Hospital colaboraron de manera desinteresada en la limpieza del mismo, y en cuanto pudieron, se fueron marchando a sus casas, siendo el domingo, día 27 de octubre, cuando salieron los últimos. 

Si el pueblo valenciano siempre colaboraba con el Asilo, en esos días mucho más, del libro de Actas, leemos:

“el 21 de octubre, telefonean de la testamentaría de R. G. Pedrer si necesitamos dinero, y como le digo que sí, nos dice que pasemos a cobrar cien mil pesetas. Es sábado y como no tenemos medios para llegar a Valencia, pues no funcionan ni el trenet, ni los tranvías, ni autobuses, les digo que iré el lunes.

Ese día, el Dr. Oliete se brinda a llevarme ya que también a él le interesa porque la misma parte le toca al Asilo S. Eugenio de Valencia y él es uno de los Administradores”. Y así fue. 

Un dato curioso: el día 24, fiesta de San Rafael, se reparten ropas y víveres que han traído del Ayuntamiento a unas 200 personas. El agradecimiento de la población del barrio duró bastantes años, estando en la boca de muchos la buena acogida y trato que se les prestó en aquellos días tan aciagos.

Los Hermanos dejan el Hospital y se trasladan al Albergue.

A partir de 1983, la situación económica del Centro es cada vez más difícil a falta de acuerdo entre el Hospital y el Servicio Valenciano de Salud.
La noticia salta a los distintos medios de comunicación esperando que se dé una solución satisfactoria. La situación no se arregla, sino más bien se va deteriorando cada vez más, de tal manera que se empieza a hablar de dejar la Orden el Hospital, pero que en él se siga prestando la asistencia que se venía haciendo. Los acontecimientos se precipitan y en marzo de1991 se llega a un acuerdo para que el propietario de la Clínica Virgen del Consuelo, S. A. de Valencia compre el Centro, manteniendo los puestos de trabajo. El día 7 de noviembre se celebró una eucaristía de acción de gracias por los años en que los Hermanos habían permanecido en el Hospital.
Hubo una representación de las Comunidades de las religiosas Hospitalarias y de las Hijas de la Caridad, así como numerosos amigos y simpatizantes del Centro. Al mismo tiempo de estos hechos la Orden hace gestiones sobre la nueva presencia de los Hermanos en Valencia.
Hermanos en la inauguración. F. Comunicación. CuriaDespués de estudiar varias propuestas se llega a un acuerdo económico con las Damas Apostólicas para quedarnos con el Albergue que regían ellas desde el año 1983. Los Hermanos llegaron al Albergue el 18 de noviembre de 1991.
Siendo la primera Comunidad los Hnos. Claudio Esteller, Superior, Valeriano Lozano, José A. Cánovas y Juan Blanchart.

Según el libro Historia de la Casa, los Hermanos fueron muy bien recibidos por el vecindario así como por las comunidades de religiosos/sas más cercanas.
Después de unos días de rodaje de los Hermanos en su nueva ubicación, desde el 1 de enero 1992, la Comunidad se hace cargo del mismo y lo pone bajo el patrocinio de San Juan de Dios.
La fiesta del Santo se celebró en la parroquia de San Antonio Abad (Salesianos) a la cual pertenece el Albergue.
Fueron tantos los que asistieron que llenaron la Iglesia, muchos de los cuales eran los trabajadores del Hospital, manifestando el buen recuerdo que guardaban de los Hermanos.

Ropería. F. Comunicación. CuriaYa a finales de este mismo año, se empieza a hablar de la reforma del Albergue para cumplir la normativa de la Administración, haciéndolo más funcional y acomodarlo a las necesidades de las personas que queremos atender. Es a finales de 1993 cuando empiezan las obras de remodelación, dirigidas por el arquitecto D. Ignacio Bosch. Después de dos años de obras por fin se inaugura el Albergue el 20 de enero de 1995 fiesta de la conversión de Nuestro Padre San Juan de Dios. A la inauguración asistieron además del Hno. General, Pascual Piles y el Hno. Provincial José Luís Fonseca, Hermanos de distintas casas así como sacerdotes, religiosos, religiosas, y bienhechores de la Orden.

El Hno. Provincial en su discurso expuso la historia de la presencia de los Hermanos en Valencia. La prensa local se hizo eco del acto, y Radio Popular emitió un programa especial. Durante estos años se han ido introduciendo mejoras continuas para prestar una asistencia de calidad a las personas que atendemos.

Hno. José Antonio Torre Superior Sant Joan de Déu Serveis Socials – València

Serveis Socials València – Programas de atención social

Comedor. F. Comunicación. CuriaDurante estos 20 años de compromiso de atender a las personas en situación de sin hogar y de los programas que desarrollamos, se han caracterizado por dar respuesta a unas necesidades que se observaban en el espacio cotidiano del Albergue, en la experiencia del trabajo en red con otras entidades que trabajan con este colectivo y, en último lugar, contar activamente con la reflexión interna de los propios colaboradores.

En este tiempo, se han desplegado unos programas que, en sí, se caracterizan por crear un itinerario que responda a algunas necesidades del colectivo sin hogar y que abordan, inicialmente, desde la atención a sus necesidades básicas, la apuesta de la intervención social a través del trabajo social para apoyar procesos de cambio muy vinculados a la inserción laboral; así como la intervención terapéutica para la rehabilitación de las personas con adicciones, y, posteriormente, el despliegue de los programas más vinculados hacia lo ocupacional, la empleabilidad, y la vivienda.

Todo esto nos ha llevado a un trabajo muy especializado con el colectivo de personas sin hogar y que, a San Juan de Dios en Valencia, nos identifica como una seña de identidad propia. Los programas que actualmente se desarrollan en Sant Joan de Déu València son:

Albergue

Con capacidad para 50 plazas. Ofrece un espacio residencial con carácter provisional. Usuario en el Centro Socio-Ocupacional “Tándem”. F. Salvador BolarinSe realiza una atención biopsicosocial y espiritual, acogiendo y acompañando a los usuarios en su proceso de cambio orientado a la reinserción social. Se ofrece, además, servicio de comedor, lavandería, peluquería, consigna, botiquín y ropero. Dispone de salas de ocio y de salas estar. Este programa tiene la Certificación de la Calidad según la ISO 9001:2008 (AENOR).

 

Primera acogida a inmigrantes

Acogida y atención a las necesidades de alojamiento, manutención, asesoramiento para personas inmigrantes, procedentes de Ceuta y Melilla.

 

Fent camí

Programa de Deshabituación y Reinserción para personas en situación de sin hogar con problemas de adicción al alcohol y/o juego patológico.

 

Xaloc

Programa de viviendas para atención a personas en situación de sin hogar. El proyecto se ha rediseñado en el año 2011en tres fases: Fase I (Aprendizaje) con una vivienda. Fase II (Apoyo) con una vivienda. Fase III (Autonomía) con dos viviendas. Se interviene en las siguientes áreas: sanitaria, convivencial, laboralformativa, psicológica, administrativa, sociofamiliar, ocio y tiempo libre.

 

Centro socio-ocupacional “tándem”

El objetivo de este centro es favorecer la empleabilidad, la ocupación y la formación del colectivo de las personas en situación de sin hogar. Dispone de 25 plazas para personas que requieren de aprendizaje en habilidades laborales y ocupacionales. Participan con nosotros tres empresas que facilitan trabajo a los usuarios. Integrado en “Tándem”, se pone en marcha un taller semanal de Búsqueda Activa de Empleo (B.A.E.).

 

Pastoral

Con el fin de ser presencia evangelizadora y apoyo en la búsqueda de sentido de la vida, se engloba dentro del proyecto asistencial, estando en activo desde el año 1992. La apuesta por mejorar el proyecto en su contenido y metodología ha sido lo más destacado del 2011.

 

Voluntariado

Con el fin de favorecer un espacio de solidaridad para aquellas personas que desean realizar una tarea participativa, en Sant Joan de Déu Serveis Socials-València se apuesta por este programa. Estos programas proporcionan Valor a los usuarios por:

  • Su capacidad organizativa, dado que son un itinerario para atender las necesidades de las personas que nos llegan y, al mismo tiempo, fomentar y asegurar su total recuperación y autonomía.
  • La flexibilidad de diseño para adaptarse a las necesidades del colectivo.
  • La transversalidad y complementariedad para abordar, integralmente, las necesidades de los usuarios y poder realizar un acompañamiento hacia su autonomía. La capacidad de reflexión continúa para mejorar lo que hacemos y cómo lo hacemos.
  • La convicción que favorecen la mejora de la calidad de vida del colectivo que atendemos, proporcionan la estabilidad necesaria como es la vivienda para abandonar definitivamente la calle.
  • Este recorrido, durante estos años, se ha hecho y se hace con el compromiso por la Hospitalidad, de los Hermanos, de los benefactores, de los trabajadores y voluntarios. Sin olvidar el apoyo de las diferentes instituciones públicas y privadas, que han creído en este proyecto de la Misión de San Juan de Dios en Valencia, y que cada día de estos 20 años de trabajo, han ido y van acompañando a las personas sin hogar para apoyarlas y acompañarlas en conseguir una mejor calidad de vida.

Isabel Tortajada Directora de Sant Joan de Deu Serveis Socials - València

  • El objetivo es atender a personas necesitadas y vulnerables

  • Las personas que atendíamos cada vez demandaban una atención más específica y a la vez integral