"Nos ha parecido necesario un estudio sobre las necesidades espirituales en las personas en riesgo de exclusión social"

¿Cómo surge la idea de hacer una investigación alrededor de este tema?

La Orden Hospitalaria, lleva más de treinta años dando atención en el ámbito social, atendiendo a personas sin techo, aplicando nuestra filosofía que es dar una atención integral u holística y claro en la atención integral se contempla lo espiritual. Este tipo de atención en el ámbito social está mucho menos desarrollada que en el sanitario, en el sanitario ya es dificultoso, el hablar, el atender, el contemplar esta necesidad, pero en el ámbito social todavía lo es más. Hicimos una búsqueda sobre este tipo de estudios y no encontramos ninguno que trabajara en profundidad el tema, entonces decidimos plantearnos el reto de hacerlo, puesto que nos pareció, bueno, interesante, posible y además necesario.

Una gran parte de los estudios sobre necesidades espirituales se refieren al acompañamiento al final de la vida, pero el que usted presenta tiene una perspectiva totalmente diferente.

Es cierto, pero desde mi experiencia en el campo social, puedo afirmar que el hecho de encontrarse desarraigado, el hecho de encontrarse sin familia en exclusión social, es una situación límite también para la persona. Y además nos encontramos con una gran dificultad, la persona que sufre esta exclusión, no tiene bien identificadas este tipo de necesidades, porque socialmente y culturalmente, hay demasiada asociación todavía de lo espiritual con lo religioso. Me atrevo a afirmar que hay personas que por una mala gestión o por una incapacidad de gestionar su espiritualidad, y sus necesidades espirituales, han entrado en conflicto consigo misma, y una persona que entra en conflicto consigo misma, entra en conflicto con los demás, y si no se tiene capacidad de gestionar las causas de este conflicto, se va desplazando y rompiendo vínculos, primero con uno mismo, porque no tiene un guión existencial, una estructura de valores bien identificada, y luego poco a poco con su entorno. Y esto se va cronificando y va desestructurando a la persona.

¿En qué ámbito territorial se desarrolla el estudio?, ¿quién configura el equipo de investigadores?

El ámbito es el de los tres albergues de la Provincia, por lo tanto Murcia, Valencia y Barcelona. El equipo de investigadores es multidisciplinar y está compuesto por trabajadores de los tres albergues implicados, también del Campus Docent y de Curia Provincial.

¿Cuál es la metodología que se va a utilizar?, ¿cuáles han sido los criterios de inclusión en el estudio?

Se trata de una investigación cualitativa, de diseño fenomenológico hermenéutico, en la que utilizaremos entrevistas individuales en profundidad. La muestra es de cuarenta y dos personas, que se entrevistaran para el estudio, de estas, veintiuna son usuarios, distribuidos proporcionalmente entre los albergues a partir de la población atendida en cada uno de ellos. Los usuarios serán hombres y mujeres y se han establecido criterios en referencia a grupos de edades, procedencia (emigrante o nacional) y también tiempo de duración de la situación de exclusión. Creo que la muestra es amplia y representativa. El resto de las entrevistas se realizarán a profesionales de los centros.

La situación actual de crisis económica ¿ha cambiado el perfil de los usuarios de los centros?

Si, antes el perfil de los usuarios era como mucho más desarraigado, con mayor experiencia o historia dentro del mundo de la exclusión, pero ahora estamos atendiendo personas que hace dos años, tenían una situación totalmente normalizada socialmente y la crisis y el paro han provocado problemas familiares y sociales, rupturas, imposibilidad de poder pagar una vivienda. Se ha incrementado el número de mujeres, también el número de usuarios con formación universitaria, ahora es frecuente encontrar gente que hasta hace muy poco tiempo tenían un buen empleo y una buena vida.

¿En qué fase se encuentra el proyecto?

Prácticamente todas las entrevistas están hechas, la mayoría están transcritas y validadas por las personas entrevistadas y estamos ahora en proceso de iniciar el análisis de todo el material recogido. Probablemente esta fase del estudio nos lleve todo un año, antes de poder presentar conclusiones. Es la fase más bonita, pero también la más costosa.

¿Desea añadir alguna cosa más?

Es importante trabajar de forma científica aspectos sociales, en el ámbito de la salud hay más historia, mucha más experiencia y tenemos mucha más gente preparada; en el ámbito social no tanta y creo es una deuda que tenemos pendiente sobretodo con las personas que atendemos.

 

Amèlia Guilera Roche
Directora Campus Docent SJD
Sant Joan de Déu Serveis Socials Barcelona (Hort de la Vila)