Es un reconocimiento social a la misión concreta que, como Iglesia, estamos realizando cada día

Hno. José Luis Fonseca

¿Qué representa para la Orden la concesión del Premio Princesa de Asturias de la Concordia?

Pienso que es un reconocimiento social a la misión concreta que como Iglesia, desde hace casi 5 siglos, la Orden Hospitalaria estamos realizando cada día, a través de todos los hermanos, colaboradores voluntarios y bienhechores que formamos parte de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, en los cinco continentes.

Hasta que no se da un caso mediático nadie sabe la labor y los riesgos que corren los religiosos en determinados países. ¿Es tan fuerte la fuerza del Evangelio, que es capaz de motivar un religioso a quedarse a pesar de los peligros? 

Para los Hermanos de San Juan de Dios el voto de Hospitalidad que hemos profesado nos compromete a velar por la asistencia de los enfermos y necesitados comprometiéndonos a prestarles todos los servicios necesarios, por humildes que sean incluso con peligro de la vida, a imitación de Jesucristo. Los hermanos y colaboradores que murieron a causa del virus del ébola son un ejemplo de coherencia con este compromiso tan fuerte de vivir la Hospitalidad.

¿Qué espera una persona necesitada, frágil, de un Hermano de San Juan de Dios?

La persona enferma o necesitada es el centro de nuestro apostolado hospitalario. Por ello ella debe esperar y nosotros nos comprometemos en todos nuestros centros a velar para que se respeten siempre sus derechos a nacer, vivir con dignidad, a acompañarle en su debilidad y sufrimiento, a ser curada si es posible en la enfermedad y morir en situaciones humanizadas y dignificadas.

¿Cómo viven el papel importante de los laicos en la misión hospitalaria. ¿Son también un poco “Hermanos”?

Hoy día no podríamos entender la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y su servicio a las personas que sufren sin la presencia, compartiendo la misión y la evangelización, de los colaboradores. Todos estamos empeñados en la construcción del REINO que nos compromete tanto a los religiosos como a los laicos en la búsqueda responsable de un mundo más humano, fraterno y hospitalario.

 

Òscar Bardají
Full Dominical 
Arquebisbat Barcelona