LETITBE, un proyecto europeo que reduce la brecha digital de personas con discapacidad

Autoría

El índice de pobreza de las personas con discapacidad es un 70% más elevado que el promedio general, según las estadísticas de la Comisión Europea.  Una brecha que para ser reducida requiere de intervenciones efectivas, como la introducción de las tecnologías de la comunicación (TIC) en la vida cotidiana y el entorno laboral.

Por eso, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios hizo un gran esfuerzo hace más de seis años, para promover a nivel europeo la defensa de los derechos de las personas con discapacidad a través de la innovación y la transformación digital, creando el proyecto Desktop. Una iniciativa pionera que implicó a centros de San Juan de Dios y las Hermanas Hospitalarias en ocho países, y estuvo coordinada por la Fundación Juan Ciudad, con el apoyo de la oficina “Hospitality Europe” y la colaboración de la Fundación Vodafone España.

Pero Desktop no surgió de la nada, ya que no habría sido posible sin el compromiso y entusiasmo de un grupo de profesionales de 14 centros San Juan de Dios de España y la Fundación Juan Ciudad, entre ellos Pascal Ramos (director pedagógico de la Fundación Instituto San José), que crearon el proyecto Mecapacita, y ya en 2014 habían comenzado a utilizar la plataforma Mefacilyta. Una herramienta digital desarrollada por la Unidad de Innovación de la Fundación Vodafone España, que permite la personalización de aplicaciones adaptadas a las personas con discapacidad, a partir de un entorno bastante sencillo.

Así que tras beber de esta experiencia, el proyecto europeo Desktop pudo arrancar en enero de 2016 con el primer encuentro internacional de profesionales celebrado en Madrid, y gracias a la financiación Erasmus+ de la Comisión Europea. Luego llegaron otros encuentros y mucho trabajo en equipo, principalmente on line, con altas dosis de creatividad y capacidad de aprendizaje, sobre todo por parte de los educadores/as y profesionales de los centros de discapacidad implicados.

Según explicaba Jesús Puente, coordinador del programa de Transformación Digital de la Fundación Juan Ciudad, “básicamente utilizábamos apoyos creados con la plataforma digital Mefacilyta y que son accesibles desde cualquier dispositivo móvil, con el objetivo final de favorecer el desarrollo de distintas capacidades y aumentar la autonomía personal de las personas con discapacidad”.

Algo que puede marcar la diferencia entre poder o no poder realizar acciones tan cotidianas de nuestra vida como decidir qué música escuchar, coger un transporte público para visitar a los amigos o ir al trabajo, o incluso comunicarme y explicar qué me pasa. Las necesidades y gustos de las personas son muy diversas, por no decir infinitas, y gracias a la versatilidad de algunas plataformas y herramientas digitales como Mefacliyta, es posible crear apoyos individuales, diseñados ahora por los propios usuarios y usuarias, que acceden a ellos a través de un ordenador, tableta o Smartphone.

Desktop finalizó en 2018 con muy buenos resultados, superando los 850 beneficiarios previstos y más de 650 apoyos creados, que permitían trabajar un amplio abanico de habilidades en centros tan distintos como las aulas de los centros de educación especial, los talleres de los centros para personas adultas con discapacidad o sus residencias.

Pero quizá, los tres mayores logros fueron conseguir que la plataforma digital Mefacilyta esté operativa en seis idiomas, que cuente con un manual para otros profesionales que quieran aprender a usarla, y que haya establecido las bases de una potente red de más de 20 centros de San Juan de Dios de discapacidad en España y Europa, más uno de las Hermanas Hospitalarias.

Y siguiendo con todo ese empuje, no exento de dificultades, la Orden Hospitalaria se embarca en nuevo proyecto europeo en septiembre de 2019, llamado LETITBE, que cuenta igualmente con fondos Erasmus+ y la coordinación de la Fundación Juan Ciudad, así como el apoyo de Hospitality Europe y la Fundación Vodafone.

LETITBE (Learning Through Innovative Tchnologies Boosting Equality), que en castellano se traduce como “Aprendizaje a través de tecnologías innovadoras que fomentan la igualdad”, presenta algunas novedades con respecto a Desktop. La más importante, sin duda, consiste en otorgar todo el peso y protagonismo a las personas con discapacidad, tanto en la ejecución del proyecto, encuentros y reuniones, como a la hora de decidir y diseñar los distintos productos digitales finales.

La integración de este enfoque, que siempre ha estado sobre la mesa, solo ha sido posible de manera efectiva una vez que se ha superado toda una primera etapa de aprendizaje, ensayo-prueba-error, e innovación por parte de los profesionales en educación, psicología, trabajo social, etc. implicados en la transformación digital en sus centros. Y siempre acompañados en la parte tecnológica por Jesús Puente de la Fundación Juan Ciudad y miembros de la Fundación Vodafone, como Tomás de Andrés y Rosendo Amor, entre otros.

A LETITBE aún le queda recorrido, ya que continúa hasta abril 2021, y dará como resultado 5 productos intelectuales, que en realidad pueden considerarse paquetes de herramientas digitales cada uno. Además, están a disposición de cualquier persona o entidad interesada manera gratuita en la web www.mefacilytaletitbe.eu

Los beneficiarios directos, en esta ocasión, son 90 usuarios y usarías de los seis centros implicados en España, Irlanda, Alemania, Austria, Polonia y Portugal. Esto se debe a que “en este nuevo proyecto no se trata tanto de impactar directamente en mucha gente ahora, sino en crear unos productos intelectuales que estén diseñados contando con ese grupo de usuarios y usuarias, pudiendo beneficiar a muchas más personas posteriormente”, matiza Jesús Puente.

En julio de 2020 los resultados alcanzados por LETITBE incluyen: programas e-learning (con materiales y actividades digitales para la empleabilidad, desarrollo de habilidades sociales y defensa de derechos), un Protocolo de Derechos, juegos didácticos para crear contenidos lúdicos y accesibles, y herramientas específicas para que las personas con movilidad reducida puedan utilizar las pantallas de dispositivos móviles y tabletas.

Si ponemos la lupa sobre los programas e-learning, por ejemplo, entenderemos lo ambicioso que es LETITIBE. Vamos a elegir uno de los tres bloques, el destinado a la empleabilidad, y podemos ver encontrar que ya se han desarrollado contenidos formativos digitales para entrenar tareas que favorezcan el acceso al trabajo de personas con discapacidad  en los siguientes ámbitos: jardinería, teleoperador, cuidado de animales, concina y manipulativas.

Además, sumado a estos contenidos formativos, para cada empleo también se han diseñado contenidos digitales relativos a la seguridad laboral; y cada empleo cuenta con una serie de actividades digitales que permiten evaluar el grado de adquisición de los contenidos digitales dispuestos. Todo ello en castellano, inglés, alemán, polaco y portugués.

Los distintos centros que participan en LETITBE del proyecto han realizado una serie de encuestas digitales accesibles, que han contestado personas con discapacidad intelectual de cinco países, para identificar qué derechos descritos en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas es prioritario abordar. A partir de aquí se ha creado un protocolo que se implementará en todos esos centros, y que incluye los diez derechos que han considerado prioritarios, entre ellos el Art. 7 Derechos de los niños con discapacidad, el Art. 10 Derecho a la vida y el Art. 30. Derecho a la cultura.

Otra de las novedades ha sido la creación de cinco bloque de juegos accesibles que ayudan a mejorar la capacidad de percepción, atención y comprensión; o favorecen el desarrollo de capacidades como la secuenciación y la percepción temporal.

Otro de los productos del proyecto está destinado a personas con movilidad reducida y ha sido creado por la Fundación Vodavone. Consiste en un conjunto de herramientas de acceso que les permite utilizar las pantallas de dispositivos móviles y tabletas, mediante pulsadores o a través del movimiento de la cabeza de la persona. 

Y por último, para que no se pierda ninguno de estos recursos digitales que se han creado gracias a las personas implicadas en LETITBE, habrá un Manual recopilatorio que permitirá a los profesionales del ámbito de la discapacidad acceder a todos los contenidos. Próximamente estará disponible en la web del proyecto, donde se recoge la información, fotos y vídeos de todos los centros y países que participan.