Trabajar en Bruselas es una oportunidad magnífica para conocer los diferentes perfiles de la Orden en Europa

¿Cuándo empezaste a trabajar para la Orden en la Oficina Hospitality en Bruselas?

Empecé a trabajar para la Orden Hospitalaria en enero de 2012. Al principio no existía una entidad de la Orden Hospitalaria en Bruselas, así que comencé buscando desde un lugar para ubicar la oficina hasta realitzar las gestiones necesarias para crear la entidad jurídica. Dos años después las Hermanas Hospitalarias se sumaron al proyecto, en enero de 2014.

¿En qué consiste tu trabajo?

Mi primer cometido fue crear la oficina y luego establecer una red de contactos de trabajo con los órganos de las instituciones europeas que se encargan de las actividades de la Orden Hospitalaria, como sanidad pública, la investigación en el campo biomédico y el àrea social, que incluye personas mayores, discapacidad y personas sin hogar.

Además, monitorizo las políticas y herramientas comunitarias para favorecer la participación de los centros europeos de la Orden y las Hospitalarias en proyectos financiados por la Comisión Europea.

También represento los valores de la Orden, la Hospitalidad, en las reuniones y foros de intercambio activo y las Instituciones comunitarias.

¿Qué proyectos en marcha destacarías?

El más importante actualmente es Desktop (acrónimo en inglés "Las personas con discapacidad
mejoran sus competencias a través de plataformas online"), que cuenta con financiación de la Unión Europea. En él participan centros de la Orden y las Hospitalarias de distintos países, y lo coordina la Fundación Juan Ciudad y participa también la Fundación Vodafone.

También es muy importante el documento de conclusiones elaborado a raíz del proyecto Grundtvig sobre las nuevas pobrezas sociales y personas sin hogar que terminó este verano.   

Tienes que viajar mucho ¿Qué te supone?

Mucha planificación del trabajo, las reuniones en Bruselas y en otras ciudades, y medir muy bien la capacidad de gestionar la energía tanto física como mental. Además, es una oportunidad magnífica para conocer los diferentes perfiles de la Orden Hospitalaria en Europa, y ver como hay métodos y programas de trabajo muy diferentes, pero con un mismo carisma y valores en común muy fuertes entre los Hermanos y los colaboradores.

¿Qué retos afrontan los centros sociales y sanitarios en Europa?

El reto principal es estar preparados para una Europa donde habrá muchas personas mayores, y tener estructuras que puedan acoger y cuidar a estas personas. Además de ser capaces de hacer asistencia domiciliaria. Y saber gestionar estas estructuras de forma eficiente y sostenible con los recursos disponibles.

¿Qué te gusta más de tu trabajo?

Durante los últimos cuatro años he podido conocer a muchas personas que trabajan y colaboran con la Orden en sus distintos ámbitos social y sanitario, y he encontrado un sentido de familia hospitalaria que hace que muchas relaciones trasciendan el plano laboral.
 
Es algo que marca una diferencia y que compartimos las personas de esta Institución.
 
Adriana Castro
Fundación Juan Ciudad