"Trabajamos de manera simultánea diferentes aspectos como la motricidad, la cognición, y el área emocional-relacional"

¿Qué aportan las terapias complementarias que no aporta la medicina convencional?

Mediante este tipo de  actividades se pretende crear y dar continuidad a una línea de trabajo en la que a través de una actividad lúdica, vivencial y de experimentación como son actividades vinculadas a la música y el movimiento, la terapia canina, sesiones de sonoterapia, teatro,…Trabajamos de manera simultánea diferentes aspectos como la motricidad, la cognición, y el área emocional-relacional. Todo ello nos permite prestar una atención más integral y transversal.

Este tipo de actividades tiene un carácter menos directivo y tenemos en cuenta las preferencias y motivaciones de las personas participantes. Generalmente las personas que se benefician de este tipo de actividades participan en ellas ya que  tiene un interés o motivación personal.

Y los profesionales de la salud, ¿cómo crees que valoran estas terapias?

Valoramos de manera positiva este tipo de actividades terapéuticas ya que complementan a la perfección nuestros programas-actividades y aportan estímulos atractivos  a sus participantes. El hecho de participar en una actividad con un sentido significativo para la persona y que ésta a su vez favorezca que haya mejoras en su vida diaria o en su calidad de vida, es un punto importante del porque apostamos por este tipo de intervenciones. 

En definitiva, ¿podemos afirmar que estas terapias complementarias benefician a los usuarios?

Podemos  corroborar de manera cuantitativa y cualitativa que este tipo de intervenciones mejoran la calidad de vida de la persona en muchas de sus dimensiones.

Observamos que incrementa la interacción entre ellos, tanto fuera como dentro de la actividad. Hay una mayor manifestación de emociones, gustos, preferencias y necesidades personales por parte de los participantes de las diferentes actividades terapéuticas.

Ayuda al establecimiento de relaciones o el restablecimiento de éstas ya que las actividades muchas de ellas son de carácter grupal, en general, se realizan en grupo. Esta mejoría se ha observado en todo el grupo de manera notable independientemente de su grado de discapacidad.

El hecho de participar en este grupo requiere que cada miembro del grupo tenga una tarea, que hagan un esfuerzo de coordinación entre ellos y un esfuerzo de cooperación.

Se ha comprobado que algunas personas que participan estas actividades han modificado su conducta y han experimentado una mejoría en su estado anímico. Gracias a estos cambios en su conducta, también se ha comprobado que ha habido una disminución en las situaciones de mala gestión de la ansiedad o estrés. También se ve mejorada al alza su autoimagen y autoestima, es una buena metodología para trabajar estos aspectos.

Y para finalizar, lo más importante de todo, es que todos los aspectos descritos anteriormente se han visto generalizados en su vida diaria a otros contextos, tanto dentro de la institución como fuera de ella.

[Reportaje sobre Terapias complementarias. IN 255]

Sant Joan de Déu Terres de Lleida - Almacelles