Situamos a la persona atendida en el centro de nuestras reflexiones y valoraciones, y obramos en consecuencia

El centro que tú gestionas, ¿sigue una política de buen gobierno y promueve los valores de la Orden en su trabajo diario?

La Fundació Germà Tomàs Canet es una institución sin ánimo de lucro nacida el año 1989 por iniciativa de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Nuestra máxima labor es la protección de las personas con enfermedad mental y con la capacidad modificada promoviendo los valores de la Orden Hospitalaria.

Nos preocupa y trabajamos intensamente para que estos sean visibles y palpables, explicitándolos y dándolos a conocer, haciendo difusión de los mismos, promoviendo su conocimiento y práctica efectiva desde el momento de la acogida a los profesionales y a lo largo de toda su vinculación con la Fundación, así como con los profesionales que pertenecen a otros recursos y/o centros de trabajo, e incluso en los momentos en los que es necesario trabajar de forma independientemente y/o en solitario.

¿Cómo se trabajan estos valores con los profesionales del centro y las personas que atendéis?

Nuestro día a día se basa en la atención integral a las personas teniendo en cuenta sus capacidades y promoviéndolas, empoderando, protegiendo, cuidando y acompañando a cada persona en su proyecto de vida. La calidad de nuestro trabajo se traduce en la Hospitalidad acogiendo a las personas más vulnerables y en el respeto a las personas que atendemos ofreciéndoles una atención en toda su dimensión humana con una actitud comprensiva y justa en todo su ámbito social y familiar. Acoger con respeto nos lleva a la responsabilidad debiendo garantizar la calidad de vida de las personas que protegemos y en cuidar la dimensión espiritual que guía a cada persona.

Trabajamos  estos aspectos con los profesionales de manera que desde el proceso de selección se fija la atención en los valores. Se forma de manera continuada a las personas encargadas de la selección de candidatos específicamente a través de la oferta formativa de la provincia.

En las posteriores valoraciones de los profesionales también se hace hincapié en estos aspectos que se consideran básicos y que dan un matiz diferente a la intervención de la Fundación en todos sus ámbitos.

En el quehacer diario de nuestros diferentes proyectos la principal herramienta son las reuniones de equipo. En ellas se trata siempre de tener una correcta actitud (respeto, profesionalidad, cooperación, responsabilidad,…) y una gran vocación de servicio. Se sitúa a la persona atendida en el centro de nuestras reflexiones y valoraciones, y se obra en consecuencia.

¿Cómo entiendes la misión compartida en el futuro más próximo?

Nuestra misión compartida con la Orden Hospitalaria es continuar promoviendo los valores de forma global atendiendo a las personas en toda su dimensión humana.

En estos momentos la Fundación se encuentra en un proceso de crecimiento por la puesta en marcha de nuevos servicios en el equipamiento de SJD-SS Manresa. Esto supone un doble reto: por un lado mantener los programas y proyectos ya consolidados con la misma calidad que hasta ahora y atentos a que en ellos se transmitan los valores que nos caracterizan. Por otra parte, la puesta en marcha de nuevos proyectos en Manresa en los que también se han de transmitir estos valores en la acción cotidiana de nuestros colaboradores.

Para afrontar esta dimensión de nuestra intervención, la Fundación se plantea para el año 2017 el desarrollo del eje de solidaridad, considerándolo uno de los pilares básicos para la transmisión de nuestros valores.

Por último, haciendo que esta misión sea también conocida y consiguiendo que los colaboradores, voluntarios y personas atendidas en la Fundación la sientan como propia y se identifiquen con la misma. En esa línea, consideramos que incorporarla como punto de partida en el plan estratégico de la Fundación, que actualmente estamos iniciando, es elemento clave para conseguirlo.

Fundació Germà Tomàs Canet - Sant Boi de Llobregat (Barcelona)