El Proyecto Mosaic ha dado respuesta a las necesidades sociales, lúdicas y profesionales de las personas con enfermedades mentales.

Manresa tuvo el privilegio  en septiembre del año 2004 que naciera el “Projecte Mosaic”. Una iniciativa promovida por uno de los profesionales que más ha trabajado por las personas con problemas de salud mental, el Dr. Pere Bonet. Con él, la Orden Hospitalaria de Sant Joan de Deu, las Hermanas Dominicas del convento de Manresa, con la tutela de la Fundació Germà Tomàs Canet, iniciaban un proyecto  innovador a favor de la salud mental de las personas. Un proyecto que ha ido mucho más allá del tratamiento de las enfermedades mentales, ha contemplado una visión comunitaria, dando respuesta a las necesidades sociales, lúdicas y profesionales de las personas con enfermedades mentales.

Además, durante todos estos años y con la ampliación de las instalaciones inauguradas el 10 de Octubre del 2012, dentro del magnífico edificio modernista-historicista del Convento de Santa Clara, ha permitido ampliar y mejorar todos sus servicios, destacando el Club Social y la Oficina Técnica Laboral del Bages, para la mejora de la reinserción  laboral.

Pero me gustaría resaltar y agradecer el trabajo de sensibilización que este proyecto ha provocado en las entidades y administraciones, así como entre la población de Manresa y la comarca del Bages, reduciendo el estigma de las enfermedades mentales y proporcionando una mejor inclusión social. En definitiva, mejorando su bienestar y calidad de vida.