El personal del centro están dando todo lo que puede, diría mejor, dándose"

Hno Rafael Martinez
La Fundación Instituto San José ha puesto en marcha una serie de medidas de apoyo dirigidas a todos los colectivos que atiende, tanto profesionales y voluntarios como personas atendidas y familias. La comunidad de Hermanos, tal y como nos cuenta su Superior, Hno. Rafael Martínez, da soporte en todas aquellas actividades que es requerida su presencia.

¿Vuestra vida en comunidad se ha visto afectada por el coronavirus? ¿En qué medida?

Nuestra comunidad lógicamente viviendo en el centro se ha visto afectada en la forma cotidiana de relacionarse con las personas acogidas,  y con los colaboradores ha debido de cambiar acogiéndose a los criterios que se han ido estableciendo en la Fundación, pero colaborando en aquellas tareas o presencias de animación o servicios que se ha podido o nos han ido solicitando.

A nivel de comunidad hasta la fecha, teóricamente, no nos hemos contagiado así que hemos podido mantener los encuentros de oración y eucaristía en común, pero también con las medidas de prevención que se nos requieren.

Intentamos, como dice ese refrán ”animarnos, animando a los demás” y tener cada día presente en nuestra oración a todas las personas afectadas y particularmente a todas las personas que componen esta Familia Hospitalaria de la Fundación Instituto San José: profesionales, Hermanos, personas atendidas y familias.

¿Cómo ves a los profesionales de la Fundación ante esta crisis?

Realmente están dando todo lo que pueden, diría mejor DÁNDOSE, tanto los profesionales sanitarios como el personal de recepción, de acogida, de limpieza y mantenimiento, de comunicación, el equipo directivo, etc.

Lógicamente supone mucho stress y hay momentos más intensos, que se encajan, serenamente.

Se han creado desde el mismo centro unos apoyos de acompañamiento psicológico para los profesionales y los voluntarios propios y de otras instituciones así como para el acompañamiento y relación de los pacientes que están en centro con sus familiares en el exterior, a través de llamadas telefónicas y video-conferencias.

Además se ha elaborado un boletín interno para los profesionales con mensajes de apoyo y fortalecimiento que recibimos del exterior y también con los que se generan desde aquí mismo, con reflexiones, listas de canciones que pueden ayudar a relajarse o activarse, con videos, etc.

¿Habéis recibido ayuda o colaboraciones desinteresadas en vuestro centro?

Se ha creado un grupo de solidaridad en conexión con el de Solidaridad provincial para la coordinación de las ayudas que se podrían solicitar y organizar lo que ya se va recibiendo. La verdad es que hemos empezado a recibir aportaciones tanto de entes de salud públicos como de organizaciones que ya colaboran habitualmente con nosotros u otras que nos han ido conociendo.

Comunicación OHSJD Aragón
Fundación Instituto San José - Madrid