Mosaic es un colectivo de personas atendidas en sus necesidades más allá de las asistenciales desde el compromiso y convicción que la normalización en mayúsculas es posible.

Gestionar la dependencia jurídica de un programa integrado por cinco entidades distintas  era un reto considerable para la Fundación Tomàs Canet hace 12 años. Sin embargo, y a su vez, nadie en la Fundación se cuestionó la pertinencia y necesidad de impulsar e intentar que la propuesta de modelo y objetivos que el Proyecto Mosaic se proponía pudiera hacerse realidad.

Desde el primer momento nuestro papel y responsabilidad han sido el de facilitador e integrador toda las iniciativas que han surgido en el seno del Proyecto y  que supongan alternativas de ocio, tiempo libre, integración laboral y social reales, rigurosas y facilitadoras en la vida  de las personas con trastorno mental.

Los inicios fueron lentos y algo costosos: normal; nadie dijo que fuera fácil aterrizar tantas ideas, proyectos,  miradas y voluntades como las que aportaban constantemente nuestros compañeros de viaje. Finalmente, las cinco entidades logramos encajar nuestras potencialidades y a la vez conseguimos trabajar de manera coordinada y complementaria, aportando cada una de nosotras nuestra especialización y saber hacer.

Hoy día para la Fundación Mosaic ya no es Proyecto, es una realidad viva, dinámica: un plan de gestión anual, 7 colaboradores en plantilla, el logro de unos resultados que se superan año tras año y lo más importante: un colectivo de personas atendidas en sus necesidades más allá de las asistenciales desde el compromiso  y convicción que la normalización en mayúsculas es posible.

Fundació Germà Tomàs Canet - Sant Boi de Llobregat (Barcelona)