Los Hermanos hemos optado por seguir con los servicios que prestamos siguiendo las pautas sanitarias"

El Hno. Benjamín Pamplona es consejero provincial y superior de Sant Joan de Déu València, un centro donde atiende personas sin hogar, uno de los sectores de la población más vulnerables. Es por ello que la entidad ha seguido ofreciendo sus recursos y servicios para hacer valer los derechos fundamentales de las personas atendidas. Nos cuenta el Hno.  Benjamín cómo lo estan viviendo.

¿ Cómo es la vida de comunidad en la realidad del coronavirus?

Pues la verdad es que desde el domingo 15 de Marzo que fue oficial el confinamiento, la vida de la comunidad se ha modificado en los aspectos que tienen que ver con las medidas de protección que exige la situación del coronavirus: más distancia en la capilla, en la mesa del comedor, puertas siempre abiertas de la capilla y de otros espacios comunes, así como refuerzo de la limpieza /desinfección en picaportes, manivelas, interruptores,…

El viernes 12 tuvimos una reunión con la dirección del centro que nos planteó que dado que por la edad de los Hermanos éramos personal de riesgo nos aconsejaba que dejáramos de atender el comedor de los usuarios y que se pondrían las personas  que garantizaran el reparto de la comida, pero los Hermanos decidimos de manera unánime y sin dudarlo seguir con el servicio de comedor, adoptando medidas higiénicas más estrictas de las habituales.

Estamos a disposición de la Dirección para apoyar algunos servicios que se nos requieren (recogida de alimentos por ejemplo) y nuestra vida comunitaria sigue con la dinámica de oraciones litúrgicas ordinarias, y por supuesto respetando las normas de confinamiento generales para la población.

¿Cómo estáis trabajando con las personas que atendéis en Sant Joan de Déu Valencia en esta crisis?

Como he dicho antes, los Hermanos optamos por seguir con los servicios que prestábamos antes de la pandemia en las 3 comidas y, personalmente, como miembro del Comité de Dirección asumí la nueva situación con naturalidad y poniéndome a colaborar directamente en la toma de medidas reorganizativas que a nivel de entidad se han ido tomando en cuanto a los profesionales para garantizar los cuidados a las personas, así como en el apoyo logístico desde los temas de servicios generales y de administración, como aspectos más directos de mi competencia.

La comunidad ha acogido en su recinto a un usuario que estaba en habitación con baño propio por si esa habitación hubiera que usarla como primera medida de aislamiento ante un caso positivo o posible de una persona usuaria del albergue.

Se han tomado muchas medidas con las personas del albergue y de las viviendas de autonomía, destinadas a garantizar las medidas de prevención (dos turnos de comedor, apertura de habitaciones durante todo el día y por tanto menos aglomeraciones en los espacios comunes, utilización del patio del colegio para pasear ya que se nos ha cedido su disfrute, entre otras) y algunas destinadas a la mejor asunción por parte de las personas residentes de la situación  de confinamiento ( la misma apertura de habitaciones ha ayudado mucho, talleres de pintura, campeonatos de juegos de mesa, facilitación de material de sudokus, crucigramas, mandalas, ampliación a todo el día de la utilización de los ordenadores, instauración de la merienda a media tarde...)

La respuesta está siendo muy buena como se refleja en nuestro video "Heroes”, si bien es cierto que algunas personas no han podido con la presión de estar aquí todo el día y han optado por irse a una vivienda cuando han cobrado o simplemente han abandonado de manera libre y sin crear mayores problemas.

La atención a las personas que están en las 13 viviendas de autonomía se realiza a través de dos trabajador@s sociales por teléfono y con alguna visita semanal de alguien de cada vivienda que recoge alimentos o se lleva material que se les prepara para su ocio y distracción. También se les ha facilitado mascarillas.    

¿Estáis colaborando con otras instituciones locales para dar soporte a más personas en situación de vulnerabilidad?

En principio, la Conselleria de Sanidad no admite que se hagan nuevos ingresos si no se puede garantizar que haya dos espacios diferenciados entre quienes estaban en el momento del confinamiento y los nuevos ingresos, situación que en el centro no se puede garantizar, siendo además que los espacios comunes no son suficientemente adecuados para estar todo el día en el centro.

Se han compartido muchos criterios de actuación con la Casa de Caridad, recurso similar al nuestro, creando una dinámica de relación muy positiva.

Se han facilitado nuestros protocolos de acceso, de régimen interno y de protección de datos para su adecuación a los nuevos recursos que el Ayuntamiento ha habilitado de manera exprés para la atención a las personas sin hogar

Y estamos teniendo aportaciones en productos alimenticios (Mercadona, Danone, Cárnicas Serrano, panadería del barrio) o de higiene (Asociación con valores, Valencia cose, Caixabank).

Hemos ayudado al Cottolengo y a las Hermanas de los Ancianos Desamparados con reparto de comida.

Comunicación OHSJD Aragón
Sant Joan de Déu Serveis Socials València