"Hay que continuar trabajando para conseguir que nuestra Familia Hospitalaria sea una Familia Carismática"

Un regalo siempre es bien recibido, pero si además, es una invitación a participar en un acontecimiento espiritual y profundamente humano como es el Capítulo Provincial, te deja sin palabras; si es para asistir a un Interprovincial en el que se va a decidir el futuro de la Orden en España, es un regalazo.

La Asamblea Precapitular supuso para mí, un descubrimiento de la gran labor social que se hace en las Fundaciones y Centros participados en el ámbito social y como la presencia de la Orden está aumentando cada día con importantes resultados sobre todo para las personas atendidas. Pude constatar nuevamente, como nuestra Provincia está fuerte y tiene una gran capacidad carismática y goza de muy buena salud.

El discurso de apertura del Hno. General: “como vivir sin resignación, sino con audacia y firme fe y esperanza y sobre todo cómo escuchar, decidir y comprometerse” me aportó muchas reflexiones.  Comprobé como se vive con felicidad el camino realizado hasta ahora tanto por Hermanos y colaboradores y, como hay valores que sólo los laicos podemos transmitir haciendo equipo y enriqueciéndonos con su experiencia.

Me exige el reto importante de seguir transmitiendo valores y continuar trabajando para conseguir que nuestra Familia Hospitalaria sea una Familia Carismática.

A todos nos gusta recibir regalos, el agradecimiento esta en apreciarlos y cuidarlos. Gracias por ello, por contar conmigo y por poder formar parte de esta gran Familia.

“Cultura se relaciona con los objetos y es un fenómeno del mundo, la HOSPITALIDAD se relaciona con la gente y es un fenómeno de la vida” (Hannah Arendt)

Fundación Instituto San José - Madrid