Hay un alto compromiso con el hospital

El centro que tú gestionas, ¿sigue una política de buen gobierno y promueve los valores de la Orden en su trabajo diario?

Hay una autoconciencia de que la práctica de los valores por parte del personal es mejor que la que opinan que ofrece la propia organización. Y esta opinión se basa en que por sus normas y procedimientos ésta no facilita al personal su práctica, lo cual no deja de ser una contradicción en sí misma.  Aunque por áreas, la percepción es bastante diferente y por grupos profesionales también varía sustancialmente.

De alguna forma, desde el comité de dirección se intenta comunicar más con el personal y estar más visibles. Toda esta situación se ve corregida por el hecho de que, por parte de los profesionales, hay un alto compromiso con el hospital en general, y con su misión, visión y objetivos.

¿Cómo se trabajan estos valores con los profesionales del centro y las personas que atendéis?

De la puesta en práctica de los valores por parte del profesional se puede ofrecer las siguientes pinceladas:

  • Respeto al paciente.
  • Pensar en el paciente para adecuar nuestro trabajo.
  • Hacer partícipe al equipo de los cambios.
  • Ser ejemplo.
  • Transmitir principios en el actuar.
  • Acoger al otro sin distinciones, haciéndole sentirse único.
  • Formarnos.
  • Usar responsablemente los recursos.

Todas estas prácticas y otras no citadas que pueden estar implícitas en éstas o que pueden ser derivadas, son las que el personal considera reveladoras de la puesta en práctica de los valores.

Por otra parte, las escasas pero valiosas encuestas que los pacientes y sus familiares responden, así como las felicitaciones que se reciben, evidencian que este clima que genera la práctica de los valores en el día a día a pie de cama se percibe por las personas destinatarias de los servicios. Y este punto es importante, la opinión del destinatario de nuestra acción, siempre basada en valores, es clave. Todo ello debe ir acompañado de evidencias de calidad objetiva, no obstante, para no caer en el relativismo.

¿Cómo entiendes la misión compartida en el futuro más próximo?

Las personas que están al servicio del centro ven que la labor debe continuar. Se pretende una continuidad del estilo, que se caracterice por la Hospitalidad y que, además, sea garantía de unión del equipo en torno al enfermo. Esta Hospitalidad tiene que caracterizarse por una mezcla de muchas cosas pero que sobre todo confluyan en la calidad en el trato, en la mejora continua y en la sostenibilidad.

Y todo ello debe pasar por una transmisión de valores intergeneracional: de los que la han vivido de cerca de los Hermanos y hasta las nuevas incorporaciones. Hay que cuidar la formación, la información y el cuidado en la selección de nuevo personal.

Hospital San Juan de Dios - Pamplona