"La gente de allí es feliz con lo que tiene"

Mi primer viaje a Sierra Leone fue en febrero de 2018, acompañando a la Dirección del Campus Docent Sant Joan de Déu, que iban a la graduación de los alumnos de la Escuela de Enfermería de Mabesseneh.

Durante mi estancia, reparamos los maniquíes para la formación de los alumnos en la escuela, hicimos una puesta a punto de la sala de informática e instalamos un acceso a internet en la misma. Fueron unos días de intenso trabajo, ya que allí las instalaciones que nos encontramos estaban en bastante mal estado.

Cuando estuve en la ceremonia de graduación, aparte de mucho calor, me di cuenta del esfuerzo que hacen estas personas para poder acceder a una formación. Se reflejaba en la alegría y satisfacción que transmitían durante todo el acto por haber conseguido su meta.

Después de haber detectado las necesidades técnicas, en el segundo viaje que hice este verano, procedimos a resolver las más urgentes.

Realizamos toda la instalación eléctrica de la escuela conjuntamente con el personal local y dimos acceso a internet en diferentes puntos del Hospital. Colaboramos en todas las tareas con el personal propio, para que así pudieran llevar a cabo futuras intervenciones de mantenimiento de forma autónoma.

Otra cosa que me gustaría resaltar es que todas las personas que me he encontrado, tanto en el primer viaje como en el segundo, son muy sociables y amables. Te das cuenta de que la gente de allí es feliz con lo que tiene y agradecen enormemente cualquier pequeña ayuda que se les pueda dar, y, aun así, lo poco que tienen lo comparten.

No quiero acabar sin decir algo sobre los paisajes, eran bonitos y muy diferentes a los que tenemos aquí, en concreto los bellos atardeceres.

Con todo esto que os acabo de explicar, me imagino que pensareis que no me importaría volver.

Campus Docent Sant Joan de Déu - Barcelona