Es en el día a día donde se transmiten dichos valores

Daniel Ibarz

El centro que tú gestionas, ¿sigue una política de buen gobierno y promueve los valores de la Orden en su trabajo diario?

Bayt al-Thaqafa tiene un ideario en el que se plasman los valores creados y forjados por las dos órdenes religiosas presentes en el patronato (Franciscanas misioneras de María y la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios). Las hermanas, apoyadas desde sus inicios por la Orden Hospitalaria, han sido capaces de contagiar el estilo y el carisma a todo el equipo a través de su presencia y trabajo diario. Promovemos dichos valores en todos los programas de la entidad, así como en las políticas de gestión internas.

¿Cómo se trabajan estos valores con los profesionales del centro y las personas que atendéis?

El cercano ejemplo de vida que las hermanas nos regalan en su día a día es sin lugar a duda el mejor medio para contagiar dichos valores a los profesionales y a las personas que llegan a nuestras puertas. Ellas son las referentes y la viva expresión de los valores que definen nuestra forma de actuar. Es en el día a día, en los pequeños gestos, en los detalles aparentemente más insignificantes donde se transmiten dichos valores.

¿Cómo entiendes la misión compartida en el futuro más próximo?

Todo el equipo que formamos parte de Bayt al-Thaqafa (voluntarios, profesionales, usuarios, etc.) debemos compartir los valores. Es más, dichos valores deben dar sentido a nuestro trabajo y deben condicionar nuestra forma de actuar. Sólo tiene sentido nuestro trabajo como institución si al conjunto de personas que la conformamos nos une la misión y los valores. Todos los actores vinculados a la institución debemos sentirnos partícipes en la definición de los objetivos vinculados a dicha misión y en la transmisión cotidiana de los valores.

Fundació Bayt-al-Thaqafa