Descubrir y conocer el mundo oscuro y cerrado de la enfermedad mental requiere el esfuerzo de andar hacia él…

Descubrir y conocer el mundo oscuro y cerrado de la enfermedad mental requiere el esfuerzo de andar hacia él… de querer acercarnos al mismo.

“Un mundo que podrá iluminarse y clarificarse a medida que nos aproximamos a él, mediante una decidida investigación humana y científica“, frase de una madre de dos personas con un trastorno mental grave. Así reza el mosaico situado al pie del monumento a la salud mental, obra inaugurada con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental en Manresa. El monumento situado en una pequeña rotonda, se sitúa entre tres edificios (el Hospital Sant Joan de Déu, el Centro de Salud Mental y el convento de Santa Clara, con el edificio modernista de  Mosaic), y sirve de punto de confluencia de estructuras, entidades y servicios.

Servicios que deben ir más lejos del concepto de recuperación en salud mental. El objetivo final de los sistemas de atención debe ser la inclusión social de las personas con problemas de salud mental  y, si me apuran, con o sin recuperación. La red social y una comunidad inclusiva actúan de elemento facilitador y protector de la salud mental. Mosaic actúa con esta visión situando todos los actores sociales, laborales, de ocio y residenciales al servicio de las personas.

 

Fundació Althaia - Manresa (Barcelona)