«El Congreso ha ayudado a trazar las bases del camino de la Solidaridad»

Para mí, personalmente, el Congreso ha sido un reto, sobre todo por la manera de organizarlo, diferente a la forma a la que estaba acostumbrada. Por mi trayectoria profesional, he visto y he tenido que organizar muchos eventos de esta envergadura y puedo afirmar que como organización y contenidos el resultado ha sido excelente, especialmente teniendo en cuenta que ha sido organizado por un grupo de personas para las que el Congreso ha sido un trabajo más de su día a día.

El principal reto del Congreso era crear por primera vez un espacio para reflexionar y/o cuestionar el modelo de Solidaridad en el que participaran los profesionales, voluntarios y usuarios de nuestros centros. En este sentido, quizás es demasiado atrevido afirmar que tras el debate ya disponemos de un modelo claro de Solidaridad, pero estoy segura de que el Congreso ha ayudado a trazar las bases del camino de la Solidaridad hacia el que hemos de ir en San Juan de Dios.

Por otro lado, me gustaría destacar que, durante los tres días del Congreso, vivimos en primera persona aspectos como el amor, la humildad, la generosidad y el compromiso. Realmente vi un amor y un compromiso poco habituales entre los asistentes a un congreso. Ello me hizo sentir muy orgullosa de haber formado parte de la organización y, sobre todo, orgullosa de la institución de la que formo parte.

Estoy segura de que espacios como el del Congreso ayudan a los miembros de San Juan de Dios a conocer más ampliamente la institución y las personas que la integramos. Estos espacios de encuentro son imprescindibles para profundizar en nuestro conocimiento mutuo, crear vínculos y poder trabajar conjuntamente con un mismo objetivo.