De Colon a la Rambla para terminar en Cambrils

Ruth Navarro
Esta enfermera nacida en Zaragoza trabaja en la unidad de Intervención y Apoyo del área de Servicios Especiales del SEM. El jueves del atentado estaba en su casa descansando tras una guardia cuando recibió un mensaje de texto explicándole lo sucedido y que debía acudir a la central del SEM. En 4 minutos ya estaba en marcha. Aquella jornada trabajaría de forma incansable en las Ramblas y en Cambrils.

Ruth recuerda que a su llegada a las Ramblas vivieron episodios de cierta tensión debido a las informaciones que iban recibiendo por parte de los diferentes cuerpos de seguridad, como la presencia de tiradores activos en la zona sin localizar. Comenta que vivió estos momentos con cierto estrés, pero que no era del todo consciente de la peligrosidad que le rodeaba.

Su entrada en la zona del atentado fue por Colón, a unos 20 metros donde paró la furgoneta de los terroristas. Su función era la de extraer a la gente que se había quedado en los establecimientos confinados por estar dentro de la zona no segura. Pero como a su llegada no fue necesaria ninguna atención sanitaria a víctimas del atentado, ofreció apoyo psicológico a compañeros de los Mossos, que después de los momentos de tensión, referían cefaleas tensionales por lo ocurrido.

A Ruth le impactó la sensación de que todos los confinados en los establecimientos estaban en estado de shock calmado, donde apenas nadie preguntaba nada, sino que imperaba un silencio y una normalidad forzada. Miradas perdidas, silencios, llantos y pocas expresiones verbalizadas.

Por la noche la desplazaron urgentemente a Cambrils, donde se había producido otro atentado con víctimas mortales. Allí se encargó de atender a las víctimas. Este fue el último servicio de la noche, aunque no el último en referencia al atentado. Según nos comenta Ruth: "los días posteriores al atentado, la investigación seguía abierta, y aquí es donde hicimos la gran parte de nuestro trabajo. Entre veinte o treinta entradas policiales, siendo días muy duros y tensos por no saber a qué tipo de persona nos podíamos enfrentar".

[leer testimonio completo]

> Más testimonios