Cambrils, a 100 Km de la Rambla, pasada la medianoche del 17A

Ismael Peña
Ismael Peña es enfermero y coordinador de los profesionales de enfermería de urgencias del Hospital Lleuger d’Antoni Gimbernat de Cambrils. Su testimonio relata la actuación del equipo sanitario de esta población durante la noche del 17 al 18 de agosto.

“Hacia la 1:30 h, recibí una llamada al teléfono móvil del celador que estaba de guardia, en ese momento también se encontraban en el centro dos enfermeras, tres médicos y un administrativo”. Se había activado el Protocolo de Accidente de Múltiples Víctimas (AMV). En el hospital de Cambrils había llegado la primera víctima del atentado, una Mossa d'Esquadra. Aunque su situación no revestía gravedad fue trasladada al Hospital, y es así como tuvieron conocimiento de que en aquellos momentos un grupo de jóvenes radicales islamistas estaban atacando la Rambla de Cambrils, el lado del puerto.

Ya teníamos claro lo que teníamos que hacer, habilitar las zonas en función del número de víctimas y de la gravedad, de esta manera se habilitaron zonas para heridos graves, menos graves, y también para los acompañantes de los heridos. Trabajas en urgencias y has visto muchas y complejas situaciones, pero cuando se habla de atentado, atropellos, cinturones bomba… te pones en lo peor”.

¡Tuvimos mucha suerte! Solamente dos de los heridos revestían cierta gravedad por lo que fueron trasladados al Hospital. La activación del protocolo se mantuvo hasta que pasó el peligro, estábamos con la adrenalina a tope”.

El protocolo AMV se desactivó una vez abatido el último terrorista, una vez comprobado que el explosivo era falso”.

[leer testimonio completo]

> Más testimonios