Asumimos una visión profunda de respeto hacia el ser humano

El centro que tú gestionas, ¿sigue una política de buen gobierno y promueve los valores de la Orden en su trabajo diario?

La Fundación de Atención a la Dependencia desde su constitución, entiende que para llevar a cabo su actividad, los valores forman parte del proyecto y de todos sus procesos. Los valores constituyen una manera de hacer, un carisma fortalecido por la actuación de cada profesional. Atender a personas en situación de vulnerabilidad, dependencia o discapacidad o formar personas en riesgo de exclusión social, necesita de conocimientos pero sobretodo necesita de una sensibilidad “no forzada”, de sentimientos honrados de solidaridad, que eviten juzgar a las personas y asumir una visión profunda de respeto hacia el ser humano.

¿Cómo se trabajan estos valores con los profesionales del centro y las personas que atendéis?

La atención a las personas se lleva a cabo en el marco de un modelo Humanista en el que se practica: ACOGIDA con escucha activa de sus necesidades PROFESIONALIDAD y CALIDAD en el proceso de atención y cobertura de necesidades. RESPECTO a su individualidad y filosofía de vida Formación e inserción: Entendemos que al recibir a personas en especial situación de vulnerabilidad necesita de todo el marco de la HOSPITALIDAD para hacerles sentir en un entorno de calidez donde serán acogidos y respetados. En el proceso de inserción están presentes valores de JUSTICIA y EQUIDAD para iniciar las oportunidades laborales en atención domiciliaria. Equipo humano de la FAD: Con los trabajadores de la Fundación se practica en el inicio de la vinculación, el valor de la ACOGIDA con información clara del tipo de entidad. El valor que se pone en marcha a partir de la vinculación laboral es la COHERENCIA, éste será el valor que generará confianza para involucrar al profesional. El nuevo profesional ha de ver que las palabras e información recibidas, se proyectan en el día a dia. En el conjunto de actuaciones se ha creado una forma de encuentro a la que llamamos “PENSAR JUNTOS”.

¿Cómo entiendes la misión compartida en el futuro más próximo?

La misión de una entidad es un compromiso de actuación continuo que integra a todo el equipo de personas que forman parte. La primera fase de la Fundación tuvo su dificultad, se necesitaba crear un modelo de atención, definir las líneas de trabajo, la cartera de servicios, establecer circuitos y procedimientos. En esta fase hubo un lado más fácil, el equipo era pequeño y a través de un diálogo fluido, se fueron construyendo poco a poco los cimientos.

En 5 años la Fundación ha adquirido ya cierta complejidad. Ha aumentado de forma exponencial el número de personas a las que atiende, las horas de actividad, las horas docentes y el número de profesionales implicados.

La complejidad, en el mismo marco delos valores, hace necesario estar atento y utilizar recursos y espacios para mantener una actitud abierta a un diálogo compartido.

El día a día nos puede generar fácilmente dirigirnos a lo operativo, a crear trabajo, pero en la Fundación queremos continuar aportando valor. En este reto, los valores son nuestro fundamento, no se entendería la existencia de una entidad como la nuestra con ausencia de valores. La Fundación tiene futuro y cuando preguntamos a los profesionales cual es el sentido de su trabajo, hablan del proyecto de la FAD como una oportunidad de construir una sociedad más justa. El liderazgo es un elemento importante para canalizar e impregnar la idea y el sentimiento. Cada uno de los miembros de la FAD tiene la oportunidad de construir a modo de “tela de araña”, acciones que nunca quedan solas o aisladas, sino que constituyen la fortaleza de su misión.

Fundació d'Atenció a la Dependència - Barcelona