El alcance tanto geográfico como en número de beneficiarios del trabajo de la Orden es extraordinario

¿Cuál fue el motivo por el que presentó la candidatura de la Orden al Premio a la Concordia?

Fue un privilegio presentar la candidatura de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios al Premio Princesa de Asturias de la Concordia. Me da una gran alegría que el jurado haya escogido ésta entre la lista de instituciones y personas tan meritoriamente nominadas al premio.

Como miembro del jurado del Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales, yo tenía la oportunidad de presentar una candidatura a otros premios (todos los miembros de cada jurado pueden presentar a premiso distintos del que ellos evalúan). Me pareció muy oportuno nominar a la OHSJD para el premio de la Concordia por numerosos motivos. Siempre me ha removido el trabajo abnegado de la OHSJD en favor de los enfermos, especialmente en los cuidados paliativos a enfermos terminales (que es como la conocí en Burgos). Es edificante todo el servicio que hacen por los mayores y enfermos en la sociedad, aparte del cuidado a niños y necesitados en los lugares más remotos, que también es impresionante. Especialmente admirable fue el servicio de la orden durante y después de la epidemia del ébola en 2014. Otros problemas actuales en los que se esmeran incluyen en España ayudar a los más vulnerables afectados por la crisis económica, sobre todo niños y personas mayores. La generosidad en trabajo de calidad y vidas entregadas al servicio de los demás habla por sí misma…
Un aspecto destacable de OHSJD es la fidelidad a su misión a lo largo de los siglos. Si la Orden continúa existiendo es porque claramente el problema que ayuda a resolver persiste en las sociedades de distintas épocas, incluso la contemporánea, a pesar de todos los avances económicos y tecnológicos. El alcance tanto geográfico como en número de beneficiarios del trabajo de OHSJD es extraordinario.
 
En resumen, se trata de una institución ejemplar en el servicio a la sociedad de acuerdo con su misión, de origen español, con presencia internacional y misión relevante a la comunidad global de nuestro tiempo.

¿Le costó convencer al resto de miembros del jurado?

Debe quedar claro que el presentar la candidatura es completamente independiente de las deliberaciones del jurado del Premio a La Concordia (no tuve ninguna intervención). Yo pertenezco a otro jurado. Además las deliberaciones del jurado son estrictamente confidenciales. No dudo de que los méritos, el trabajo bien hecho y generoso de la OHSJD ha sido la causa de que recibieran dicho premio. 

¿Cómo cree que debemos aprovechar este altavoz que nos brindan este Premio Princesa de Asturias de la Concordia?

Seguro que la Orden, guiada por su misión, sabrá usar la plataforma para continuar sirviendo a la sociedad, proclamando su mensaje de paz, hospitalidad y cuidados a todas las personas. Los valores primordiales de calidad, excelencia y respeto, concretados en un modelo de atención integral en todas las dimensiones de la persona, representan un mensaje actual y atractivo que espero llegue a muchos corazones, que a su vez estén dispuestos a participar de esta actividad ya sea con su voluntariado o con otros tipos de apoyo. Vale la pena.
 

Maite Hereu
Comunicación OHSJD Aragón