Proyecto Poseidón: actividades en el medio acuático

Revista IN, n. 251 Septiembre / Octubre 2016

El objetivo del Proyecto Poseidón consiste en desarrollar acciones para mejorar el bienestar y la calidad de vida de los alumnos con discapacidad intelectual y epilepsia farmacorresistente,  asociada a discapacidad física y sensorial, y alteraciones graves de la conducta mediante intervenciones en el medio acuático que influyan en el aprendizaje y en la capacidad funcional de cara a optimizar su relación con el entorno y la participación en el mismo.

Nuestra intervención ha sido dirigida a un colectivo muy especial del área de discapacidad intelectual de la Fundación más en concreto en el colegio de educación especial, respondiendo a sus competencias, limitaciones, habilidades y vulnerabilidad, siendo la Fundación el único centro específico en este ámbito a nivel nacional. Estos alumnos presentan además de la discapacidad intelectual, epilepsia farmacorresistente y otras patologías derivadas de la discapacidad física y sensorial así como alteraciones graves de la conducta.

La Fundación Lipoid e International House Madrid participan como cofinanciadores del Proyecto en el que hemos atendido al 100% del alumnado, siendo un total de 44 alumnos con edades comprendidas entre los 3 y los 21 años y más de 130 personas beneficiarias indirectas; entre las que destacan familiares y tutores, que han podido disfrutar de las diferentes actividades programadas, llevando a cabo una intervención multidisciplinar: logopedia, fisioterapia y pedagogía; que utilizan las propiedades del agua con intención educativa y rehabilitadora.

En cuanto a la intervención en el medio acuático hemos llevado a cabo 414 sesiones de manera multidisciplinar en la piscina (ámbitos de pedagogía, logopedia y fisioterapia) durante el primer semestre. Cada alumno ha recibido 23 sesiones durante el primer semestre del año, siendo un total de 1012 sesiones en el primer semestre por parte de los 44 alumnos; con un total de 207 horas de intervención directa en el medio acuático.

El factor común de nuestro alumnado es la discapacidad intelectual presentando un 58,59% de minusvalía de media y entre las características específicas podríamos destacar que un 29,54% presentan graves trastornos de la conducta,  un 38,63% plurideficientes y finalmente el 31,81% presentan trastornos graves del desarrollo; además un 30,23% presentan graves problemas de la salud, epilepsia, trastornos de salud mental, problemas conductuales y/o trastornos del lenguaje. Finalmente es representativo el 71,42% que presentan los alumnos que padecen epilepsia farmacoresistente.

El agua, además de ser un indispensable y preciado elemento asociado a la salud y bienestar humano, es también un muy potente elemento motivador  que actúa como eficaz tratamiento en las diversas patologías de origen neurológico que presentan nuestros alumnos.

Los principales beneficios que hemos constatado a través de los 4 componentes programados y desarrollados según la Clasificación Internacional de la Discapacidad, el funcionamiento y la salud, CIF (funciones corporales, estructuras corporales, actividad y participación, factores ambientales) de manera ascendente son los siguientes:

  • Disminución del nivel de ansiedad.
  • Ha favorecido  la integración sensorial de los estímulos.
  • Los vínculos de relación e intercambio socio comunicativos con profesionales,  familias e iguales.
  • Su interacción, el apoyo, la motivación social,  la confianza y el estado de humor del alumnado.
  • Disminuyendo las tensiones, organizando su conducta, conectando con el entorno, consiguiendo estados de relajación y mejorando su relación con el medio.
  • Desarrollando una adecuada coordinación motora, mejorando el tono muscular, el equilibrio, el control postural y la planificación motora.
  • Reforzando su autonomía personal.
  • Potenciando la autoestima.
  • Mejorando el bienestar y  la calidad de vida de los mismos por ser un medio altamente motivador.
  • Aumentando la facilidad de movimiento de las articulaciones debido a la temperatura y la flotabilidad del agua.
  • Aumentando la fuerza y resistencia muscular, reduciendo las fuerzas gravitatorias.
  • Mejorando en la función de los músculos respiratorios debido a la presión hidrostática ejercida en la pared torácica y abdominal durante la respiración.
  • Mejorando la coordinación mecánica ventilatoria y un aumento en la capacidad vital.
  • Potenciando su capacidad de atención y percepción.

Este proyecto nos brinda una gran oportunidad para que a través del medio acuático podamos intervenir, no sólo en el campo de la salud, sino también en otras áreas en función de los intereses de la persona, tales como el recreativo, educativo, deportivo y emocional, entre otros. Con los primeros resultados obtenidos podemos afirmar que el agua puede considerarse un cambio en el factor ambiental que ayuda a generar nuevos aprendizajes, ya que ofrece un entorno menos restrictivo para las personas con discapacidad.

La Unidad de Terapia en el Agua se encuentra en un edificio de nueva construcción, en la  Fundación Instituto San José, específicamente diseñado para acoger la piscina terapéutica.  Sus características son:

  • Vaso terapéutico de 100 m2, 1,30m de profundidad y con una temperatura media del agua de 32,5ºC
  • Rampa descendiente para sillas de ruedas acuáticas y con pasamanos
  • Sauna y baño de vapor
  • Chorro Kneipp de presión y ducha circular bitérmica
  • Vestuarios adaptados a las personas con discapacidad
  • Material auxiliar de flotación y resistencia, infantil y adultos

Nuestro más sincero agradecimiento a la Fundación Lipoid y a International House Madrid, ya que hacen una labor espléndida de compromiso social con las personas más vulnerables, aportando una importante dosis de ilusión, magia y vida para nuestros alumnos, que tendrán en esta ocasión la oportunidad de disfrutar de un nuevo medio, el acuático, para explorar y aprender cada día de una manera diferente. 

Unidad Terapia del Agua
Fundación Instituto San José

Fundación Instituto San José - Madrid