Las nuevas tecnologías, datos, información y conocimiento. Los Hospitales del futuro

Revista IN, n. 242 (2015)
Autoría
Las nuevas tecnologías también están irrumpiendo en el sector de la salud tanto en la medicina como ciencia, en la salud como sector/industria y en la prestación asistencial como servicio, y proporcionaran potentes herramientas, datos y soluciones que provocaran un cambio radical en el funcionamiento de los hospitales que conocemos hoy.

Las tendencias actuales que afectaran al futuro de la medicina, la salud y la prestación social son:

1. Interacciones profesional-paciente: formas de atención no presencial que van en aumento y que comienzan en la casa del paciente cuando se conecta a internet y consulta al Dr. Google.

2. Interacciones paciente-paciente que serán superiores a las del médico- paciente, es la gran novedad en salud siendo un hecho disruptivo el que pacientes de todo el mundo estén conectados entre sí y compartan información y experiencias sobre sus enfermedades y condiciones.

3. Los smartphones como plataforma de salud de los pacientes, tanto para interactuar con los profesionales sanitarios como para descargar aplicaciones móviles (apps) o añadir dispositivos periféricos (adds).

4. La salud avanzará de relaciones humano–humano a relaciones máquina–humano, donde los datos y algoritmos jugarán un rol fundamental. Por un lado, los datos: la salud es el sector más intensivo en datos, generan un volumen ingente de ellos.

Como resultado de los avances tecnológicos (internet, redes sociales, smartphones, wereables, etc.) en los próximos 5 años se generarán más datos fuera del hospital que dentro.
Por otro lado los algoritmos: como indica VinodKhosla (fundador de Sun Microsystems e inversor especializado), “en los próximos 10 años, la ciencia de los datos (data science) y el software harán más por la medicina que todas las ciencias biológicas juntas”.

5. Los datos (big data) serán el mejor de nuestros médicos y jugarán un papel clave en la práctica de la medicina y el desarrollo de terapias avanzadas.
El análisis de gran cantidad de datos históricos nos permitirá descubrir, en tiempo real, cosas que antes sólo la ciencia nos permitía. Esto hará que los hospitales incorporen cada vez más perfiles conocidos como data scientists (científicos de datos).

En síntesis los hospitales del futuro tendrán que ser diferentes a los actuales. Los edificios quizás serán muy similares pero lo que pase dentro de ellos será radicalmente distinto. Especialmente, la nueva función del médico como facilitador, y el nuevo papel activo del paciente y el nuevo equilibrio entre sus roles.

Y en este nuevo contexto no se trata de elegir entre profesionales o tecnología, sino de encontrar el equilibrio adecuado entre ambos, que multiplique aquello en lo que ambos son buenos: las máquinas (en calcular rápidamente y encontrar patrones y ourliers) y los humanos (en tener empatía con los pacientes y en motivarlos a introducir nuevos hábitos de vida saludables).

Revista IN, n. 242 (2015)

Hospital Maternoinfantil Sant Joan de Déu - Esplugues de Llobregat (Barcelona)