El Parc Sanitari Sant Joan de Déu apuesta por el abordaje de las enfermedades infecciosas

Doctor Díaz de Brito
30/11/2017

Cada año, 1 millón de personas mueren debido al Sida, mientras que el número de nuevas infecciones es prácticamente el doble. El reto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que en 2030 se pueda hablar del VIH-Sida como una epidemia controlada, donde sólo el 10% de la gente infectada no sea consciente. En cuanto a Cataluña, actualmente las cifras indican que hay cerca de 34.000 personas con VIH, el 25% de las cuales lo desconoce.
En este contexto, el Parc Sanitari Sant Joan de Déu hace una sólida apuesta por el abordaje de las enfermedades infecciosas con la consolidación de la Unidad de Atención al Paciente con VIH y la apuesta en firme de la Unidad Territorial de Enfermedades Infecciosas de Transmisión Sexual.

Unidad de Atención al Paciente con VIH

La Unidad, que se puso en marcha a finales de 2016, da servicio a la población de referencia de Sant Boi, Sant Vicens, Torrelles y Santa Coloma de Cervelló. El equipo está integrado por dos médicos especializados en enfermedades infecciosas, una enfermera y una farmacéutica. El doctor Vicens Díaz de Brito, jefe de la Unidad, hace un balance muy positivo de este primer año, puesto que “todo el mundo a quien le hemos iniciado el tratamiento, continúa hoy en día con nosotros”. En línea con lo anterior, Díaz de Brito apunta que “se trata de una Unidad pensada desde la proximidad, con una atención personalizada y que genera confianza. Lo que queremos es ayudar a los pacientes, normalizar su situación y que tengan la mejor calidad de vida posible. Las personas que vienen a nuestra

Unidad Territorial de Enfermedades Infecciosas de Transmisión Sexual

Cada vez hay una mayor incidencia en enfermedades de transmisión sexual, con un inicio de edad constantemente más precoz. Desde el año 2016, cuando se puso en funcionamiento la Unidad, la frecuencia de visitas ha aumentado de manera significativa, siendo la mayoría jóvenes de entre 16 y 25 años.
El doctor Díaz de Brito, quien también es jefe de esta Unidad del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, explica que “el objetivo de los profesionales que conforman la Unidad es ayudar a modificar los comportamientos de riesgo de los pacientes atendidos. Ofrecemos un lugar abierto, sin preguntas. Nuestra prioridad es hacer un diagnóstico rápido para parar la infección, sin entrar en juicios de valor y, después, dado que el paciente ya está en la consulta, se le ofrecen consejos de prevención para evitar reincidencias futuras”.
El buen funcionamiento de la Unidad se basa en una ágil y rápida coordinación entre los diferentes servicios implicados del centro, como por ejemplo los de ginecología, dermatología, urología, otorrinolaringología y microbiología; de hecho, en un futuro próximo, los resultados de las serologías se podrían tener en una hora.