Estamos para ayudar cuando la persona así lo desea o es su momento"

consuelo_sanchez
Consuelo Sánchez trabaja en Jesús Abandonado desde hace 15 años, en los cuales ha atendido a un gran número de personas en situación de exclusión social, y ha estado a cargo personalmente de un amplio abanico de casos y procesos diferentes

¿Cuál es tu función en este centro?

Como trabajadora social, debo elaborar junto con el usuario el plan de intervención y ponerlo en marcha, buscando todos los recursos necesarios para ello, incluyendo gestión de ayudas, derivación e informes para otros recursos, etc., y acompañando al usuario durante todo su proceso.

¿Por qué decidiste dedicarte a este trabajo?

Porque siempre me ha gustado trabajar con personas, y mi sueño era tener un trabajo en el tuviera mucho contacto humano, no me gustaba para nada el trabajo administrativo. Se me presento la oportunidad de trabajar en la Fundación Jesús Abandonado, con personas en exclusión social, y en este trabajo hay todo ese contacto humano que yo quería tener. Además es un trabajo muy dinámico que te permite ir aprendiendo y enfrentarte a nuevos retos, debido a las diferentes problemáticas que se presentan, y que suponen una gran gratificación a nivel profesional y también personal.

¿Se hace muy duro el trabajo diario?

Lo más duro son las personas que no finalizan su proceso, porque abandonan, son sancionados, tiene numerosas recaídas o fallecen. Pero con el tiempo aprendes que estamos aquí para ayudar, siempre, y cuando ellos quieran dar el paso y estén preparados, si no lo desean o no están listos, no pasa nada, simplemente pensamos que hoy no puede ser, pero quizá más adelante si sea su momento para enfrentarse a su problemática. Estamos para ayudar cuando la persona así lo desea, o es su momento. Yo siempre les suelo decir que el éxito en su intervención es suyo, ya que son ellos los que hacen un gran esfuerzo, los profesionales solo les acompañamos.

Al ayudar a las personas de la Fundación Jesús Abandonado, ¿cuál es la sensación que tienes?

Es muy satisfactoria. En ocasiones, he ido por la calle y me he encontrado con personas que he atendido en el pasado, y te agradecen enormemente la ayuda que les has prestado, cuando te cuentan que ahora llevan una vida normalizada, sientes la importante labor que realiza la Fundación Jesús Abandonado, facilitándonos a los profesionales que estamos en ella, todas las herramientas y recursos necesarios para poder ayudar a solucionar las problemáticas que nos demandan los usuarios.

Fundación Jesús Abandonado - Murcia