"Acogemos a las personas con actitud empática, profesional y responsable"

De origen extremeño y valenciana de adopción. Alegre, vital y deportista. Es doctora en psicología y máster en drogodependencias, entre otras titulaciones. Castori lleva más de 12 años trabajando en el programa terapéutico de deshabituación de alcohol y ludopatía “Fent Cami” de Serveis Socials Valencia. Su profesionalidad no solo se transmite en su trabajo sino en su trato humano y de respeto hacia sus pacientes.

Cuando empezaste a trabajar San Juan de Dios, ¿ya conocías la Institución?
Sí, en 2002 ya que los pacientes de Fent Camí se vinculaban a la Asociación A.R.E.A.V de cual soy la psicóloga, para realizar el tratamiento de deshabituación, comenzando la relación laboral con la institución en abril de 2004, ya que se valoró más beneficioso para los pacientes que las psicoterapias fueran parte de la atención integral de la persona.

¿Qué retos se te presentaron y cuáles se te han ido presentando en estos años?
La realidad del adicto sin hogar añade a la problemática de la enfermedad adictiva un mayor deterioro físico y psíquico, una carencia de apoyo familiar y afectivo que, en general, dificulta el trabajo psicoterapéutico. Aprendo con los pacientes a adaptar el tratamiento psicológico a esta realidad, a un trabajo interdisciplinar más activo, tanto con los técnicos como con profesionales externos a la institución. A partir de 2011 iniciamos la atención a mujeres adictas sin hogar, siendo éste un proyecto innovador en la Comunidad Valenciana.

Supongo que, de entrada, debe ser difícil que los usuarios de este programa quieran participar y después, que asuman retos, ¿cómo lo haces?
Es muy difícil asumir y abandonar una adicción. No todos los usuarios llegan con motivación para la abstinencia, y ese, es nuestro primer objetivo: trabajar la motivación para la abstinencia y la adhesión al Programa. Se trabaja para ello, realizando psicoterapias individuales y de grupo, talleres formativos, teatro, taller ocupacional…, toda la intervención está orientada a alcanzar la deshabituación y reinserción social del paciente.

¿Qué te aporta tu trabajo como persona y en la manera de afrontar la vida?
Me ayuda a ser más tolerante con los demás, a ser más considerada, más prosocial y, también, a ser menos estricta conmigo misma, a valorar las pequeñas cosas, a disfrutarlas más. A querer mejor.

¿Cómo haces presentes los valores de la Orden en tu trabajo?
Acogiéndoles con una actitud empática, profesional y responsable, con calidez humana y respeto hacia su realidad, sus creencias e, intentando ser cercana, hospitalaria.

Sant Joan de Déu Serveis Socials València