Construir solidaridad para crecer en Hospitalidad

Revista IN, nº 258 (2017)
Autoría

Tenemos el reto de seguir el legado de San Juan de Dios estando atentos a las nuevas necesidades.

La Hospitalidad, es nuestra esencia, es la seña de identidad de nuestra institución. Hemos pasado de un modelo de beneficencia a un Modelo de Solidaridad que apunta a la autonomía de las personas.

Como decimos a menudo “Hacer el bien, bien hecho”, de acuerdo a lo que es nuestra misión y nuestro estilo concreto de hacer las cosas, poniendo en el centro a las personas y sus necesidades concretas: promover su salud, su vida, su dignidad, tener siempre una mirada holística.

La Solidaridad requiere motivación, esa motivación interna que nos conduce a nuestro propósito, a nuestro proyecto de vida. Es necesario el encaje entre las  motivaciones personales y la motivación de la institución: San Juan de dios decía “ojalá algún día tuviera un hospital donde la gente pudiera ser tratada como a mí me hubiera gustado ser tratado”.

San Juan de Dios empezó su labor con una entrega desde la gratuidad y desde la humildad. Juan de dios se rodeó de otros, estableció sinergias y complicidades,  también nosotros debemos buscarlas y trabajar juntos.

La Solidaridad es una mirada atrevida porque ve realidades dolorosas. Requiere no solo la ética de la convicción sino la ética de la responsabilidad entendiendo que no todos somos igualmente responsables porque no todos tenemos las mismas capacidades, ni los mismos recursos, ni posibilidades.

Una solidaridad permanentemente que esté siempre atenta a las nuevas vulnerabilidades. Una solidaridad que nos permita crecer como personas y crecer como institución, que nos permita ser personas sólidas para hacer sólida la aldea global

¿Que hemos hecho hasta ahora, qué nos define como entidad Solidaria?

En este cuatrienio hemos avanzado significativamente en el desarrollo del modelo de Solidaridad provincial y de lo que entendemos por cultura de la solidaridad: eje solidario, planes estratégicos de Provincia y de centros, comisiones, convenios, encuentros...

El trabajo conjunto de los ámbitos en la dimensión del Eje Solidario así como el trabajo de las comisiones de los centros se ha configurado como imprescindible.

El documento “Modelo de solidaridad” elaborado a lo largo del cuatrienio y presentado en el congreso es el punto de partida para avanzar, con una dimensión abierta a la sociedad y con una clara voluntad de no ser autocomplacientes y de buscar los nuevos retos de nuestra sociedad. Como nos apunta en sus reflexiones la doctora en filosofía Begoña Román: "la solidaridad es una mirada atrevida, se atreve a ponerse al lado del doliente. La solidaridad no es confortable en una sociedad que no es justa."

Para afrontar los nuevos retos de la sociedad, la solidaridad es un elemento que puede ser estratégico y ha de contemplar el desarrollo de la acción incorporando el concepto de solidaridad.

Queremos empezar a desarrollar nuevas propuestas en el ámbito de la sensibilización para llegar a los nuevos públicos, es por eso, que la exposición que se preparó con motivo de este congreso ha de empezar a circular por los diversos territorios en los que la institución tiene presencia.

Y finalmente desde el carisma de la Institución y la voluntad de ser hospitalarios con los colectivos frágiles y vulnerables, compartir la necesidad de no tener miedo ante los retos y ser audaces en nuestro trabajo y compromiso.

¿Hacia dónde nos proyectamos como Solidaridad SJD? ¿Cuáles son nuestros retos de futuro?

Vivimos en una sociedad compleja que requiere trabajar cooperando unos con otros. Cómo Orden Hospitalaria hemos de plantearnos como cooperar hacia adentro y hacia afuera, entre nuestros centros y con otras entidades, desde la humildad y sabiendo que tenemos mucho por mejorar.

Apostamos por crecer en la conciencia de ser Familia Hospitalaria inclusiva, diversa y plural. Tenemos como desafío seguir educando, crear cultura de hospitalidad y solidaridad, desarrollar Escuela Amiga e impulsar la educación en valores.

Consideramos importante trabajar la incidencia política desde nuestro estilo. Despertar a los responsables políticos la necesidad de atender las diferentes vulnerabilidades presentes en nuestra sociedad. Desde nuestro compromiso y nuestro hacer cotidiano es desde donde hacemos nuestra denuncia.

Tenemos el reto de seguir el legado de San Juan de Dios estando atentos a las nuevas necesidades. Queremos desarrollar una solidaridad creativa que nos impulse a dar respuesta a situaciones de vulnerabilidad no atendidas.